Abarrotan cementerios para recordar a papá

15
Hay familias que celebran el Día del Padre a su manera, sin fiestas

Los dos panteones de isla del Carmen se vieron abarrotados desde temprana hora de ayer por el Día del Padre, pues muchas familias organizaron almuerzos y convivios en memoria de su ser querido, a la vez de ser un pretexto para el incremento en la venta de flores y veladoras.
Muchos consideran que el Día del Padre no siempre es de fiesta, los camposantos Colonia y Último Paseo recibieron a la gente que llevó mesas, sillas, comida y flores para convivir cerca de la tumba o cripta de su ser querido, y honrar su memoria por las enseñanzas que dejara en vida.
En distintos rincones se pudo apreciar el murmullo de una oración dicha por algún familiar, el canto del tema favorito del difunto, la charla (casi en susurro) de los allegados que conmovidos recordaban las anécdotas de su papá. No hubo quien llevó música y hasta los que no pudieron contener el llanto al extrañar a su familiar.
Juan Mendoza Mendoza recordó a don Baudelio Mendoza alias “Wipi”, como aseguró conocían en los barcos, en la época del camarón, a su papá que se fue un Día del padre, “mientras muchos festejaban mi familia, hace 13 años, despedía al pilar del hogar quien con defectos y virtudes era respetado y amado por todos”, expresó.
Por su parte, la administradora de Panteones municipal, Thelma Zapata Cupil dijo que antes de este día se mandó a fumigar los dos panteones que además, brigadas de servicios públicos limpiaron y dotaron de agua para que no surjan contratiempos. Agregó que hubo mucha vigilancia para que nadie ingiera alcohol o surja algún incidente.
Finalmente reconoció que en comparación del Día de Muertos, el Día del Padre tuvo poca afluencia de personas, sin embargo, este año hubo mucho más visitantes que pasaron en el lugar un grato momento de convivencia familiar.

Información: Félix Marín