Urgente, reutilizar el agua y aumentar reabastecimiento

38
Víctor Hugo Quej Chi, investigador del Colpos, campus Campeche

“Despertar sin agua en la llave es parte de la rutina de muchas personas hoy en día, las causas son varias y van desde el deterioro de la red hidráulica de la ciudad hasta el aumento de la demanda del recurso hídrico”, expuso el profesor e investigador del Colegio de Posgraduados (Colpos) campus Campeche, Víctor Hugo Quej Chi.
Señaló que hace tres años, en el país al menos 9 millones de habitantes carecían de agua en 2015.
“Ahora con el 57 por ciento de la población mexicana concentrada en las zonas metropolitanas y la proyección de que el país superará los 137 millones de habitantes para 2030, según cifras de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), incrementar las fuentes de abastecimiento y de reutilización del agua es una necesidad latente”, advirtió.
Dijo que, el altiplano y los estados del norte del país, como Aguascalientes, Zacatecas, Nuevo León, Coahuila y Chihuahua, son algunos de los más afectados por la escasez del recurso. “Son zonas con poca precipitación donde el consumo humano de extracción de los acuíferos excede por mucho la capacidad de recarga de los mismos”, expuso.
Resaltó que el agua es considerada como un recurso natural no renovable por lo que se debe procurar su conservación y garantizar el suministro para las futuras generaciones, de ahí la importancia de hacer conciencia ciudadana, mediante la reutilización domiciliaria en la vida cotidiana.

IMPLEMENTACIÓN DE LA TECNOLOGÍA
Abundó que en agricultura es posible ser más eficientes, aplicando la cantidad exacta de agua que requiere un cultivo mediante el uso de sistemas de riego eficientes como el caso del riego por goteo; además contar con tecnologías para la planificación del riego que contemplan el uso de sensores para monitorear la humedad del suelo, toma de variables climáticas y percepción remota.
Consideró que es de gran beneficio acercar las tecnologías a los agricultores en una plataforma web que sirvan para la toma de decisiones sobre las necesidades reales de agua del cultivo en cada momento.
También se pueden utilizar cubiertas en el suelo que eviten la pérdida del agua por evaporación y conservar la humedad. “Inclusive, es necesario sensibilizar a los agricultores sobre el valor del agua por falta de una estructura de precios y un marco normativo adecuado”, indicó.
Consideró que la captación de agua de lluvia representa una opción real para abastecer con agua de calidad y de manera constante.
Algunos de los problemas que presentan algunas regiones son manto freático a grandes profundidades, intrusión salina de acuíferos costeros, manto freático sobreexplotado y donde las fuentes de aguas superficiales están contaminadas.
“Para ello hay que captar el agua, almacenarla y aplicarle los tratamientos necesarios de potabilización o purificación”, expuso.