Trabajadores del Ayuntamiento de Campeche se manifestaron ayer para expresar su inconformidad por el despido masivo de empleados de hasta 28 años de antigüedad de las diversas áreas de la Comuna, provocado por el actual edil panista. Aseguraron sentirse traicionados porque el alcalde no cumplió con sus promesas de campaña.
A una semana del cambio de gobierno municipal, cerca de 800 miembros del Sindicato “Corazón Valiente” realizaron una marcha para denunciar los actos de prepotencia y venganza del funcionario José Ángel Pérez Herrera contra empleados del Rastro Municipal, así como los ceses arbitrarios de trabajadores en distintos sectores del gobierno municipal y figuras icónicas como el Cronista de la Ciudad.
Otro grupo acudió a las oficinas del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Gobierno Municipal (SUTSGM) con la finalidad de pedir apoyo, ya que no desean perder su única forma para obtener el sustento familiar.
Cabe destacar que hay una grabación que circula en redes sociales de Deysi Rubí Pech Pacheco, quien fue despedida como delegada sindical del Ayuntamiento por una serie de conflictos. En el audio, asegura que los cesados serían reincorporados siempre y cuando no exista intervención de la prensa o de líderes sindicales y de colonia.

MARCHAN SINDICALIZADOS
Durante la mañana del martes, los trabajadores y el líder del Sindicato “Corazón Valiente”, Manuel Bonilla Carrillo, se congregaron en las instalaciones de la agrupación para determinar las peticiones que se harían al nuevo alcalde de Campeche, ya que muchos empleados han sido afectados por esta situación.
Lamentaron que aunque varios sindicalizados han conservado su puesto, sus hijos han perdido su empleo y eso contraviene las condiciones generales de trabajo. Además, no se ha dado solución a los trabajadores del Rastro Municipal, quienes comenzaron su manifestación desde el lunes por la tarde.
Los sindicalizados recorrieron por cerca de dos horas las principales calles de San Francisco de Campeche y se reunieron frente al Palacio Municipal, con mensajes contra el subdirector del Rastro y exigieron una audiencia con el edil para resolver estas problemáticas.
Muchos trabajadores acusaron que votaron por el actual presidente municipal, quien traicionó su confianza al meter a funcionarios corruptos a su administración, especialmente en el Rastro.
“Desde aquel entonces tratamos de alzar nuestra voz. No queremos que José Ángel Pérez Herrera regrese, nos extorsionaba y nos amenazaba, quería que nosotros le pagáramos por trabajar. A muchos eventuales los llevaba a laborar a su casa y propiedades para su beneficio y les pagaba con el sueldo del Ayuntamiento”, denunció el empleado Manuel Cahuich.
Lamentó que el alcalde de Campeche al parecer no los cree capaces de realizar sus labores designadas en sus áreas ante las amenazas de traer gente de Yucatán para remplazarlos si no quieren trabajar, lo cual les resulta complicado porque carecen de las herramientas necesarias para sus labores, tanto en el Rastro como en otras áreas.
Personal de áreas destinadas a la atención de parques y jardines rei-teraron que no han podido cumplir con sus labores porque no tienen gasolina para los vehículos, mientras que la maquinaria y las herramientas están inservibles.

El líder del Sindicato “Corazón Valiente”, Manuel Bonilla Carrillo, acusó que muchos empleados han sido afectados por esta situación.

REPRESALIAS CONTRA LÍDER SINDICAL
Entre abucheos y gritos, al mediodía el alcalde de Campeche salió de sus oficinas para dialogar y enfrentar a los trabajadores. Ahí, reiteró que no hay recursos en la Comuna, que los despidos se deben a cuestiones jurídicas y acusó a los empleados de ser cómplices de las malas condiciones en que se encuentran el Rastro, por lo que personalmente hará un ordenamiento del Ayuntamiento.
De forma tajante agregó que el titular del área acusado de prepotencia no será removido porque lleva solo una semana en el cargo y que se carece de evidencias de estos actos en su contra. Incluso, antes de irse, amenazó que no pagará sueldos a los empleados que no regresen de forma inmediata a sus labores.
Por la noche, en sus redes sociales informó que envió una carta al área de recursos humanos de la Comuna para solicitar la suspensión de su trabajo del líder sindical Manuel Bonilla Carrillo, quien permanecía en plantón a las puertas del Palacio.

CONFLICTO GENERALIZADO EN EL ESTADO
Por la tarde arribó el líder del Sindicato Único de Trabajadores de los Poderes, Municipios e Instituciones Descentralizadas, José del Carmen Urueta Moha, para respaldar a los empleados.
Reiteró que se analizarán los casos y se formará una comisión para pedir diálogo con el alcalde para llegar a acuerdos, pues solo se busca defender los derechos ganados de 7 mil trabajadores amparados en ese sindicato.
Lamentó que también hay conflictos en municipios como Escárcega, Hecelchakán y Tenabo, donde se han vulnerado los derechos de los trabajadores. Por ello, buscarán defender a todos y cada uno de estos empleados sin distingo de partidos.
Aclaró que es necesario que se eliminen los “aviadores”, pero no se pueden violar los derechos de los trabajadores que realizan su trabajo conforme a lo establecido.

BUSCAN AUXILIO
Aparte, trabajadores de confianza pidieron ayuda al líder del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Gobierno Municipal (SUTSGM), Luis Fernando Chab Ruiz, para pedir que no se desampare a las personas que han laborado hasta casi 30 años en el Ayuntamiento. Principalmente, empleados que tienen un resolutivo del tribunal para ser sindicalizados desde hace años, pero que no se les había cambiado la nomenclatura.
Señalaron que muchos trabajadores no pueden ser clasificados como de confianza porque llevan demasiados años en la Comuna, son personas que rebasan los 40 años de edad y difícilmente podrían hallar otro trabajo digno.
Este sindicato ha logrado reinstalar solo a cinco personas de un gran número de despedidos, por lo que continuarán su apoyo y asesoría a quienes lo soliciten.
Por último, exhortó a los trabajadores que no quieran ser reinstalados que no permitan que se les prorrogue su pago ya que eso es anticonstitucional.

Información: Ana Patricia Peña / Fotografía: Humberto Cu