Solo el 60 por ciento de las emergencias médicas son reales

22

Anabel Martínez Torres

Del 100 por ciento de las emergencias que se atienden en el área de Urgencias del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el 60 por ciento de éstas no son, lo que impide el servicio médico en verdaderos casos en los que la vida misma depende de la atención oportuna, aseguró el coordinador de Atención y Prevención a la Salud del IMSS, Eduardo Rafael Sánchez Mejía.
Señaló que es necesario que la derechohabiencia identifique y comprenda el sistema TRIAGE, mecanismo clasificatorio de emergencias utilizado a nivel internacional, y que desde hace tiempo se ha implementado en el IMSS, logrando con ello un servicio más eficiente para la atención de emergencias.
“Es muy importante el uso adecuado de los servicios de Urgencias en toda la red hospitalaria porque éstos regularmente están saturados, ya que hay una sobredemanda de atención y el 60 por ciento de ellas resultan urgencias sentidas o que no son reales, de ahí la importancia de aprender y comprender el sistema TRIAGE no solo para una atención oportuna, sino para darle una verdadera oportunidad de vida a quien lo necesite”.
El TRIAGE es un proceso formal de evaluación médica inmediata, está compuesto de cinco colores, que califican las situaciones.
El azul se refiere a una situación no urgente, por lo que la enfermera encargada del módulo exhortará al derechohabiente a solicitar atención a su Unidad Médica Familiar a la brevedad posible.
En el tono verde se clasifica para todas aquellas situaciones no urgentes, pero que sí requieren de atención médica y tratamiento, mientras que en el amarillo se incluyen situaciones poco graves, enlistándolos para una valoración médica inmediata para descartar problemas que pongan en riesgo la vida, su tiempo de atención no debe ser mayor a los 30 minutos.
Este esquema también incluye dos clasificaciones más, el tono naranja, que implica todos aquellos casos que son calificados como situaciones graves, es decir, que requieren una valoración médica rápida, con el fin de salvarle la vida, por lo que la atención se dará en un tiempo no mayor a los 10 minutos, mientras que el rojo significa que la situación es muy grave y el paciente necesita atención médica inmediata por peligro de muerte.
“Las emergencias reales corresponden al color rojo, que son los pacientes que llegan en paro, con alteración en el estado de conciencia, con dificultades para respirar, heridas o sangrados profusos, y éstos son los que pasan de inmediato al área de choque, reacomodando nuevamente la lista de espera”, explicó Sánchez Mejía.