Sindicalizados logran más del 90% de pliego petitorio

43
Francisco Javier Isais Mayoral, secretario de Finanzas de la Federación de Sindicatos de México.

Daniel Castillo

Tras haber sido la pieza de negociación entre el sindicato del Ayuntamiento de Campeche “Corazón Valiente” y la autoridad municipal, el secretario de Finanzas de la Federación de Sindicatos de México, Francisco Javier Isais Mayoral, aseguró que se logró del 90 al 95 por ciento de los puntos iniciales del pliego petitorio que inició la huelga.
La Comuna se comprometió a liquidar ya el adeudo que se tiene con el Issstecam que impedía que los trabajadores tuvieran acceso a créditos, además de conseguir el respeto pleno a los derechos laborales y humanos de todos los sindicalizados.
“Se abre una mesa de diálogo cada mes o cada quince días si es necesario para poder llevar a ella todos los problemas que estén saliendo dentro de los mismos trabajadores, así como el incremento salarial a partir de hoy o mañana que se pague, esto no quedó en el convenio, pero yo había pedido que se nos diera retroactivo al mes de enero”, apuntó.
En entrevista, dijo que el aumento fue del dos por ciento directo al salario porque los presidentes municipales de todo el país ya no pueden pasarse de lo establecido en la Ley de Disciplina Financiera que establece un tope en cuanto al gasto personal, además de que ya estaba elaborado el presupuesto de egresos de este año.

NO HABRÁ REPRESALIAS
Antes de partir hacia su lugar de origen, Isais Mayoral destacó que ahora los sindicatos deben cambiar sus estrategias y los tiempos para poder negociar los incrementos a salarios y prestaciones antes que se construyan los presupuestos y así tener un mayor rango de negociación con las autoridades.
“En lo personal me voy muy contento porque hubo el diálogo y si no fuera por ustedes, los medios de comunicación, pienso que todavía estuviéramos sentados a esperar el recuento que lo vuelvo a repetir, aunque se moleste mucha gente, pero tenemos que ser realistas, no nos estaban dando, sentía que estábamos perdiendo gente por necesidad de la misma gente”, apuntó.
Garantizó que no habrá represalias contra ninguno de los trabajadores que participaron en este movimiento, aunque reconoció que hay fractura al interior de la organización sindical, destacando que hay un grupo de siete personas aproximadamente que no quedan conformes con nada.
En cuanto a los trabajadores que fueron separados de sus responsabilidades, el representante sindical aseguró que serán reinstalados, aunque no todos quedarán nuevamente en las áreas en las que se desempeñaban.