Sin regularizar, mil espacios en cementerios de la ciudad

56

Mil de los siete mil espacios disponibles en los cuatro cementerios municipales no están regularizados, informó el titular de la Unidad de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Campeche, Pablo Sánchez Silva.
En conferencia de prensa, reiteró que durante la décimo quinta sesión ordinaria de Cabildo, en diciembre de 2016, se aprobó el acuerdo número 139, referente a la reforma del Reglamento de Panteones del Municipio de Campeche. El documento contempla que a partir de enero de 2018 el Ayuntamiento de Campeche podrá hacer efectivo el cobro de refrendo por el derecho para tener uso perpetuo de los espacios en los panteones.
En su artículo 26, del capítulo 3, dice que los permisos sobre fosas, bóvedas, criptas, osarios y nichos podrán ser de dos tipos: permiso de uso a perpetuidad y permiso de uso temporal.
El primero tendrá un costo de refrendo anual de hasta tres unidades de medida y actualización (UMA) en el caso de las bóvedas, lo que equivale a 241.80 pesos, ya que el valor de la UMA a partir del 1 de febrero de 2018 es de 80.60 pesos. Para la cripta es de dos UMA, lo que asciende a 161.2 pesos, y para nichos y osarios, el monto es de una UMA.
De acuerdo con el artículo 91, los derechos de perpetuidad en panteones municipales se pagarán conforme a disposición y ubicación, mientras que una cripta tiene un costo de 6 mil 448 pesos en el panteón de San Román, Santa Lucía y Samulá, el precio en el panteón de Siglo XXI asciende a los 4 mil 836 pesos.
En el caso de los osarios, en los principales panteones de la ciudad tiene un costo de 4 mil 433 pesos, equivalentes a 55 UMA, mientras que en Siglo XXI la ciudadanía podrá acceder a uno de ellos por 3 mil 627 pesos.
“El listado de precios para acceder a un espacio propio se hace para evitar la reventa entre particulares, pues incluso se han manejado cifras de hasta 50 mil pesos por un osario en un panteón como San Román”, explicó.
Sobre los permisos de uso temporal, el nuevo reglamento estipula el permiso solo puede alcanzar los tres años y solo podrá ser prorrogable por dos años más en el caso de que el estado de conservación de los restos lo justifiquen, como es la práctica de embalsame. Al término de este periodo, la fosa, bóveda, cripta o nicho bajo este concepto regresará al dominio pleno del Ayuntamiento.
En el caso del uso temporal, informó que la tarifa por cinco años en el caso de la fosa o tumba en los cementerios de San Román, Santa Lucía y Samulá asciende a (37 salarios mínimos) 2 mil 861.48 pesos, mientras que en el cementerio de Siglo XXI es de 2 mil 801.4 pesos (35 salarios mínimos).
Para las criptas, también por ese periodo de tiempo, tendrán un costo de 2 mil 801.4 pesos (35 salarios mínimos) a excepción del cementerio de Siglo XXI, donde el monto es de 2 mil 401.2 pesos (30 salarios mínimos).
Finalmente, en el caso de los osarios tendrán un costo de 2 mil 401.2 pesos por 5 años en San Román, Santa Lucía y Samulá, en tanto que en el de Siglo XXI es de 2 mil 1 pesos (25 salarios mínimos).
Una vez transcurrido el plazo otorgado se podrán exhumar los restos, en caso de que los familiares no se presentaran a reclamarlos, se conservarán debidamente etiquetados por seis meses más en bolsas especiales; tras el plazo los restos se depositarían en una fosa común.
“Desde el 2016 no se había ejercido ninguna acción en este tema, pero los cuatro cementerios municipales están a su máxima capacidad y por eso se tomó la decisión de otorgar permisos temporales; a todos los ciudadanos que han tramitado este servicio se les han notificado los términos y condiciones”, finalizó.

Información de Anabel Martínez / Fotografía de Humberto Cu