Siempre tenaz en lo que se ama hacer

24
Joaquina Lezama

Joaquina Lezama Pérez

Lleva más de 20 años en el mercadito “Solidaridad” donde tiene un puesto de ropa y novedades.
Para atraer clientes les vendía por abonos y hasta la recomendaban por ser buena comerciante.
En la actualidad doña Joaquina ha pensado en retirarse porque ya cumplió su ciclo como vendedora.

A pesar de la competencia de supermercados, doña Joaquina Lezama Pérez se mantiene vigente en el mercado “Solidaridad” prácticamente desde que fue inaugurado entre los fraccionamientos Solidaridad Nacional y Fidel Velázquez de esta ciudad.
Recuerda que lleva más de 20 años trabajando en dicho lugar donde tiene un puesto de ropa y novedades, y a la fecha es de las pocas locatarias que permanecen en la primera etapa del mercado, aunque ya está pensando en retirarse porque el mercadito ya no es concurrido como antes.

¿Qué la animó a dedicarse al comercio en este mercado?
Son ya más de 20 años que me animé a llegar a este lugar, apenas se estaba inaugurando el mercadito, pero me gustan las ventas y en ese entonces había mucha gente que venía a comprar aquí, por eso más que nada decidimos dedicarnos a la venta de ropa, accesorios y todo tipo de novedades, eran muy buenos años.

¿Cómo era el movimiento en este mercado anteriormente?
Venía mucha gente, todos los locales estaban ocupados, había tortillería, carnicerías, venta de verduras, de pescados, estaban las taquerías al fondo del mercadito, incluso venía gente de otras colonias porque encontraban de todo, pero ya desde hace dos años que se acabó ese movimiento y ahora ya somos pocos los que quedamos.

¿En todos estos años, qué fue lo que la motivó a mantenerse como comerciante?
Porque había mucho movimiento, la gente acudía a los mercaditos y no necesitaba llegar hasta el mercado principal o los supermercados, eso era lo que nos mantenía vivos en estos comercios. Además, ya en todos lados hay locales, sobre todo en los fraccionamientos cercanos donde venden de todo, y pues la gente ya no llega a los mercados.

¿Había motivaciones para mantenerse más de 20 años en este mercadito?
Si, por supuesto, muchas. Sobre todo cuando llegaban las temporadas como el 14 de febrero o el 10 de mayo, las fechas de navidad y año nuevo, que venía la gente a comprar sus regalos, yo también tenía mucha clientela, venían conmigo porque yo les dejaba la mercancía en pagos, se lo llevaban y me iban abonando, pero ya todo eso se ha terminado, por más que le hemos invertido, no hay venta.

¿Qué mensaje compartiría entonces con la gente que se dedica también al comercio?
Que le echen ganas, sobre todo la gente joven, que tiene todavía fuerzas, que luchen y salgan adelante, son muy bonitas las ventas de todo tipo, conoce uno mucha gente. Yo ya cumplí mi ciclo en este mercadito, son más de 20 años y ya rendí lo que debía, pero mi mensaje es que no se rindan, que den todo hasta el final.