Seguro Popular no debe estar a expensas de cambios sexenales

64

El Seguro Popular debe permanecer y no estar a expensas de los cambios sexenales, porque es un bálsamo que ha ayudado a los que menos tienen, señaló el comisionado nacional de Protección Social en Salud, Antonio Chemor Ruiz, al agregar que en el actual esquema de salud se atiende a más de 53 millones de mexicanos.
Consideró incongruente la declaración del candidato de Morena a la Presidencia de la República, quien advirtió que de ganar las próximas elecciones desaparecerá este organismo, porque según “ni es seguro ni popular”.
Recordó que dicho esquema tiene a su cargo tres grandes carteras; el catálogo universal de servicios de salud con la atención de mil 807 enfermedades; el Fondo de Gastos Catastróficos que abarca 65 enfermedades de las más costosas y complejas, y el Seguro Médico “Siglo XXI”, que cubre a los niños menores de cinco años de edad de todas las enfermedades
“Entonces eso demuestra claramente que el Seguro Popular es un esquema que ayuda a los mexicanos”, citó.
El comisionado de Protección Social mencionó que tan solo durante la administración del presidente Enrique Peña Nieto, se han pagado más de 45 mil casos de cáncer de mama, lo que representa 9 mil millones de pesos; así como la cobertura de más de 92 mil casos neonatales. Además, se atiende a más de 96 mil pacientes de VIH, lo que representa una erogación de 3 mil 52 millones de pesos anuales.
“Por ello, el Seguro Popular es un esquema que ha ayudado a los que menos tienen, y ha sido un bálsamo para la población que no tiene seguridad social, por lo que debe permanecer por muchos años”, subrayó.
Chemor Ruiz consideró que con la inversión del Gobierno de la República y la creación de empleos, el número de afiliados al Seguro Popular ha disminuido, pues se llegó a cubrir a 57 millones de personas.
“Pero aun así el Seguro Popular ha mejorado la calidad de la atención médica y de la salud de los mexicanos, por lo que ahora la meta es consolidar la atención en todo el país”, finalizó.

Fotografía: José D. Beytia