Hay abasto de medicamentos
Es importante cuidar a la población de riesgo, como niños, adultos mayores y personas que padecen alguna enfermedad crónica.

La Secretaría de Salud tiene capacidad para atender las enfermedades respiratorias como la actual temporada de lluvias, aún cuando faltan dos meses más para emprender la campaña invernal, aseguró la directora de Servicios de Salud del Gobierno del Estado, Xóchitl Georgina Poot López.

Explicó que la influenza se presenta prácticamente durante todo el año, aunque empeora en la temporada invernal que es cuando se incrementan los casos debido a las características climáticas.

Se han cubierto las metas de vacunación de la enfermedad, principalmente entre la población de riesgo, como niños, adultos mayores y personas que padecen alguna enfermedad crónica. “Al cubrirse las metas, eso nos permite muchas ventajas porque se atiende a la población que puede evolucionar a una influenza grave”, dijo.

En la pasada temporada invernal de octubre de 2018 a marzo de 2019, Campeche no registró ninguna defunción por influenza, por lo que las campañas estatales han resultado un éxito.

Aunque la campaña de vacunación contra la influenza se aplica en la época invernal, en los dos próximos meses se reforzará.

Por otra parte, agregó que hay abasto de medicamentos para atender estas enfermedades.

Pidió a la población seguir las recomendaciones que emite el Sector Salud, por lo que cuando se presenta algún cuadro de gripe o infección respiratoria, se debe acudir al médico. También es importante cumplir con las medidas de higiene, como el lavado de las manos, utilizar el gel antibacterial y limpiar los utensilios que se manejen con las manos.

La Secretaría de Salud realiza visitas continuas a las escuelas para la realización de pláticas tanto a los alumnos, maestros y padres de familia.

“Se han reforzado las medidas de prevención y los cuidados durante todo el año, ya que las enfermedades de tipo influenza se presentan todo el año”, expuso.

Para finalizar, recordó que debido al clima inestable en que se presentan lluvias, calor y fresco, la población es vulnerable a infecciones respiratorias que no son necesariamente virales.