Se pierden 486 hectáreas forestales por quema ilegal

37
El encargado de despacho de la Semarnatcam, Alberto Julián Escamilla Nava, encabezó la conferencia de prensa que se dio ayer en la ciudad

Por quema ilegal se deforestaron 486 hectárea, saldo del incendio registrado el pasado 8 de marzo en el ejido Vicente Guerrero, en el municipio de Hopelchén, informó el encargado de despacho de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales del Estado de Campeche (Semarnatcam), Alberto Julián Escamilla Nava.
En conferencia de prensa explicó que no se registró ninguna alerta durante el monitoreo satelital del sistema de alerta temprana de puntos de calor para la detección de incendios forestales que se realizó por la tarde del 7 de marzo.
Sin embargo, al día siguiente se identificaron 9 puntos de calor a las 4 de mañana y aumentaron a 34 en 2 horas y media. Por su naturaleza, esa situación alertó a las autoridades de que se trataba de un siniestro provocado.
“La maquinaria de desmonte que estaba en el lugar nos impidió llegar, pero con sobrevuelos de análisis en helicópteros se prevé que se perdieron 486 hectáreas. Esta es una situación crítica porque ese equipo, así como un operador menonita que se negó a identificarse, nos confirma la deforestación en el lugar”.
Agregó que se han detectado otras hectáreas que se talan ilegalmente para ser quemadas.
A pesar de que el calendario oficial de quemas inicia el 15 de marzo, lamentó que se acabe con grandes extensiones de selva para fines comerciales, ya que se pudo constatar que se trató de una quema ilegal para cambio de uso forestal por agrícola a cargo de menonitas.
Por su parte, Alonso Pacheco Ucán, gerente de Comisión Nacional Forestal (Conafor), dijo que ya se abrió una carpeta de investigación porque cualquier quema anticipada no cuenta con permiso y que será la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) la encargada de darle continuidad.
“Lamentablemente es un tema reincidente en este municipio. Los menonitas que son solapados por las autoridades ejidales, quienes permiten la renta de las tierras para fines agrícolas y provocan este tipo de incendios, y cuando no se tiene control se vuelve un tema forestal”, agregó.
En lo que va del año, se ha identificado la quema ilegal de mil 200 hectáreas en Hopelchén, lo que posiciona a este municipio junto con Candelaria como las zonas más críticas de vigilancia.

Información: Anabel Martínez / Fotografía: Humberto Cu