Se impone el sufragio ante la intimidación

11
En la jornada del IV Distrito Electoral reportaron incidencias menores, donde al cierre de casillas, ciudadanos aún pretendían votar, pero se respetó el tiempo establecido; elementos de Seguridad Pública realizaron rondines

Pese a los retrasos de hasta una hora en la apertura de las casillas de las diversas colonias que conforman el IV Distrito, la jornada electoral transcurrió de manera pacífica, solo se registraron algunos casos de disturbio en ciertas casillas.
Desde temprana hora los ciudadanos salieron a votar, para contribuir a la nueva dirección que se le daría al país y a la entidad; el poder de convocatoria tuvo efecto, pues se contó con una gran participación de la población, que se unió no solo para emitir su voto, sino para vigilar que no hubiera anomalías.
Durante el proceso se registraron algunas incidencias, como pre-sencia de personas encapuchadas y en camionetas que pretendían atemorizar a la ciudadanía.
Pese a ello, el número de votantes continuó llegando a cada una de las casillas instaladas en las secciones. Los representantes reportaron falta de información sobre la ubicación de sus casillas, pero al final fueron orientados por el personal del mismo Instituto Electoral del Estado de Campeche (IEEC).
Respecto a la votación federal, se registraron quejas de los ciudadanos por no encontrar sus nombres en las listas nominales, y al menos en este distrito, 25 personas aseguraron que no aparecían en las listas. Sin embargo, también la autoridad del INE informó más tarde los motivos.
Al cierre de la jornada, las casillas que se ubicaban en las escuelas cerraron a las seis de la tarde, y muchas personas intentaron ingresar al menos a las casillas ubicadas en la escuela preparatoria Fray Angélico, Fernando Angli Lara y la casilla ubicada en el Puente de los Perros. Sin embargo, les dijeron que el tiempo se había agotado.
Posteriormente, grupos de ciudadanos pedían transparencia a las autoridades y ante algunos comportamientos que levantaron sospechas, fue necesaria la intervención de los elementos de la PEP para calmar los ánimos.
Aunque no hubo enfrentamientos en el cierre, la población permaneció vigilando que el conteo de los votos se realizara de manera rápida, incluso hasta las ocho de la noche.

Información: Adriana Quijano