Se desdice la dirigente del PT

11

Por: Adriana Quijano García

Aunque hace unos días admitió que el Partido del Trabajo realizaba lavado de dinero para ayudar a estudiantes de Nuevo León, ayer Ana María López Hernández, comisionada Política Nacional del Partido del Trabajo (PT), cambió sus declaraciones, reculó y se hizo a la víctima de ataques, por darle apoyo al proyecto de Morena.
La ex legisladora y actual comisionada salió en defensa de su partido asegurando que no es como se les ha pintado y comentó que incluso la investigación que la Procuraduría General de la Republica (PGR) realiza, no tiene fundamento.
La petista campechana reconoció que actualmente su partido está bajo proceso de investigación, pero dejó en claro que mientras no haya un resolutivo que compruebe dichas acusaciones, este instituto político está libre de actos delictivos e incluso, pidió a algunos medios de comunicación y a los campechanos dejen de circular en redes declaraciones falsas, que dijo solo buscan confundir a los campechanos.
Dijo que pese a la relación que pudieran tener con el partido Morena y su líder nacional, Andrés Manuel López Obrador, los que militan en las filas del PT no están acostumbrados a realizar actos de este tipo.
Por lo que aseguró que cualquier autoridad, medio de comunicación o persona, puede recorrer los Centros de Desarrollo Infantil (Cendis) y comprobar dónde están invertidos los 100 millones de pesos presuntamente “lavados”: en la educación y formación de los niños y niñas.
Confirmó que este recurso sí se deposita a la cuenta de la esposa del dirigente nacional del PT, pero eso no es nuevo e incluso, dijo que este recurso “se inyecta íntegramente a los Cendis”, por lo que dichas acusaciones no tienen claridad.