Se complica ciclo agrícola por el retraso de lluvias

18

Aunque se presentaron algunos retrasos en las precipitaciones pluviales, el periodo de siembra ya lleva un avance del 30 por ciento en las 150 mil hectáreas programadas para el ciclo agrícola primavera-verano, declaró en entrevista el titular de la Subdelegación Agropecuaria en Campeche, Miguel Ángel Reyes Chávez.
Recordó que el ciclo agrícola primavera-verano es el más importante dentro de las actividades productivas del Estado de Campeche, hablando en cuanto al número de superficie.
“Estimamos que se preparen alrededor de unas 150 mil hectáreas que se llevan anualmente con cultivos cíclicos, los cuales son el maíz, soya, sorgo y arroz”, indicó.
Señaló que actualmente se encuentra el sector social agrícola a la mitad del período de siembra de cultivos como el maíz. El ciclo de siembra va del 1 de junio al 31 de julio, para eso los productores ya debieron preparar la tierra, tanto de mecanizados como de espeque”.
Expuso que en general, este 2018 se ha tenido una adecuada preparación, salvo que se presentaron algunas complicaciones por el retraso de las lluvias.
De la superficie valorada para sembrar en el ciclo agrícola primavera-verano, el funcionario federal expresó que de las 150 mil hectáreas estimadas entre 90 mil y 100 mil hectáreas de suelos serían de los llamados mecanizados, mientras que de 50 mil a 60 mil hectáreas serían de la agricultura conocida como espeque.
“Son los cultivos que ya están establecidos de tiempo atrás o en ciertos casos, algunos perennes”.
En cuanto al producto primario, continuó que de la superficie programada, cerca de 60 mil hectáreas serán de maíz y 40 mil hectáreas de soya.
“Esos son los dos cultivos principales de la zona en mecanizados, posteriormente hay algunos relevos de cultivos, por lo que en algunos lugares se encuentra maíz y luego soya o viceversa o también de sorgo, pero en lo general andamos, redondeando entre unas 90 mil a 100 mil hectáreas de terrenos planos o mecanizados, los cuales en estos momentos se encuentran ya en su totalidad preparados para la siembra o ya sembrados”, explicó.
Sobre posibles afectaciones por el clima, comentó que la preparación de tierras se realiza cuando los suelos están secos, es decir durante la primavera.
“Estamos en un régimen de lluvias en verano y ya tenemos una generalización en regiones del avance de las siembras”, externó. Por lo general se les da una semana más, para saber si se cumplirá con las metas de temporal, y de esa manera cubrir el programa de siembras, dependiendo de cómo se presente el clima.
“Pero al momento se lleva un avance dentro de lo normal, tenemos precipitaciones no tan generales, pero si han permitido que en algunos lugares llueva, hay un verano de piso para que la gente pueda sembrar”.