Resultados de la prueba Planea-EMS señalan insuficiencias pedagógicas

97
Esta es la segunda ocasión que el organismo evaluador de la educación en el país emite recomendaciones relacionadas con las condiciones del sector en un subsistema en específico

Tras los resultados obtenidos en la primera evaluación Planea realizada a alumnos de Educación Media Superior en todo el país, el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) ha emitido una serie de directrices, que si bien no son de carácter obligatorio, sí emplazan a las autoridades educativas federales y estatales a atenderlas en beneficio de los estudiantes.
La Evaluación de la Oferta Educativa en Educación Media Superior (EVOE-EMS) mostró, a partir de las percepciones de directores, docentes y estudiantes, desigualdad entre los servicios educativos en recursos para la enseñanza y el aprendizaje en aspectos como infraestructura, servicios de electricidad y agua, acceso al Internet y disponibilidad de computadoras para estudiantes y docentes.
Se encontraron condiciones más precarias en los telebachilleratos (comunitarios y estatales), la Educación Media Superior a Distancia (Emsad) y las preparatorias estatales; prevalencia de estilos de enseñanza verticales y herramientas tradicionales de aprendizajes, lo que indica un avance insuficiente del modelo pedagógico.
Los resultados en 2017 del Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes en Educación Media Superior (Planea-EMS) permiten reconocer deficiencias importantes de aprendizaje en los estudiantes que están por finalizar ese nivel de estudio. En aprendizajes insuficientes se ubicaron 3 de cada 10 alumnos en Lenguaje y Comunicación, y 6 de cada 10 en Matemáticas.
También se observa que los estudiantes de telebachilleratos comunitarios obtienen consistentemente resultados más bajos de aprendizaje en los dos campos evaluados.
Reafirma que existen características familiares que se relacionan con los resultados de aprendizaje: el capital económico de las familias y la escolaridad de los padres.
Dentro de los problemas identificados en la política y sistema educativo destacan la débil colaboración entre los diversos subsistemas que ofrecen servicios de educación media superior, el insuficiente trabajo conjunto con otros sectores sociales, inequidad en los servicios educativos y que muchos jóvenes ingresan al bachillerato con grandes debilidades académicas.
Hay jóvenes becados que abandonan sus estudios, falta de información sobre el problema de la deserción escolar, los servicios de preparatoria abierta y en línea no son adecuados para muchos jóvenes; falta de difusión y evaluación de los mismos.
En cuanto al funcionamiento de los planteles, se detecta debilidad en las comunidades escolares para identificar y atender a los alumnos en riesgo de dejar sus estudios; heterogeneidad en las capacidades de las escuelas para hacer frente a esta problemática y escasa participación de los jóvenes en sus planteles.
Las tutorías académicas y los sistemas de alerta temprana tienen debilidades en su operación; existen grupos muy numerosos; los reglamentos no favorecen la permanencia escolar de los jóvenes y falta de acciones inmediatas cuando un joven deja de asistir a clases.
En el aspecto pedagógico, alerta que no existe formación formativa y didáctica en los programas de licenciatura y posgrado orientados a fortalecer la docencia en educación media superior; prevalece una desvinculación entre la cultura escolar y las culturas juveniles; un número importante de profesores no logra interesar a los jóvenes en las clases pese a los esfuerzos.
Agrega que los temas de comunicación, trato y vínculo afectivo con los alumnos no aparecen adecuadamente en los programas de formación continua de los maestros, facilitadores y directivos manifiestan dificultades para entender a sus estudiantes; existe poco trabajo colaborativo entre los orientadores que atienden un mismo grupo.

SEDUC TIENE 60 DÍAS PARA EMITIR RESPUESTA AL INEE
La Secretaría de Educación del Estado de Campeche (Seduc), al igual que las demás entidades, tiene 60 días naturales para emitir una respuesta al INEE en relación a la directrices emitidas, señalando si las atenderán o las rechazan, así como el trabajo que van a desarrollar para mejorar las condiciones de ese nivel educativo.
Esta es la segunda ocasión que el organismo evaluador de la educación en el país emite recomendaciones relacionadas con las condiciones del sector en un subsistema en específico, ya que en enero emitió las condiciones de la educación indígena, ante las cuales Campeche integró un grupo interinstitucional de trabajo que de manera periódica emite resultados.
Las directrices son sugerencias para mejorar las políticas educativas orientadas a garantizar el derecho a una educación de calidad para todos, elaboradas a partir de las evidencias que aportan las pruebas y la investigación educativa, así como de la revisión de la acción gubernamental en materia educativa.
Para su construcción se consulta a distintos actores sociales y educativos, entre los que destacan docentes, directivos escolares, servidores públicos, académicos, representantes de organizaciones de la sociedad civil, alumnos y padres de familia.
Las respuestas de las autoridades educativas y su posterior atención serán de carácter público, de acuerdo con las obligaciones al INEE contenidas en la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

A NIVEL NACIONAL
En México hay 21.4 millones de jóvenes entre 15 y 24 años de edad, representando el 17.9 por ciento de la población total, de los cuales 6.4 millones son adolescentes en edad para el nivel medio superior, es decir, entre 15 y 17 años de edad.
Cinco de cada 100 personas en los estados del país tiene entre 15 y 17 años de edad, con excepción de la Ciudad de México (4.2%), Chiapas (6.1%) y Guerrero (6.1%). En siete entidades vive la mitad de los jóvenes mexicanos de 15 a 17 años: México, Veracruz, Jalisco, Ciudad de México, Puebla, Guanajuato y Chiapas.
73 de cada 100 personas de 15 a 17 años asiste a la escuela, destacando que aquellos que hablan alguna lengua indígena, provienen de zonas rurales o tienen alguna discapacidad son quienes menos asisten a la escuela.

Información: Daniel Castillo