Repudian perredistas los abusos de Layda Sansores

21

Layda Sansores ha llegado al exceso del cinismo, aseguró Víctor Améndola Avilés, dirigente estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), quien dijo que está impactado por la falta de vergüenza de la senadora con licencia, quien ha facturado prendas de diseñador y otros conceptos al Senado de la República.
Explicó que según la investigación realizada a nivel nacional, la diseñadora que le confeccionó las prendas es una mexicana reconocida y muy famosa, motivo por el que sus prendas tienen costos bastante elevados; sin embargo, dijo que es un abuso que todos estos conceptos hayan sido facturados como apoyo legislativo, y lo peor es que el Senado los reconozca como tales.
“Ella argumenta que algunas compras las hizo para trabajadores del Senado, lo cual debería investigarse, pero hay otras que no ha tocado el tema, como las prendas de diseñador, el tinte de su cabello y otras extravagancias, que son en realidad cosas que me parecen detestables”.
Explicó que aunque se esperaba que diera la cara ante los medios de comunicación, para explicar “sus argumentos”, lo único que los mexicanos obtuvieron de su parte fue un triste papel en donde según expuso que todo se trata de una campaña sucia.
Améndola Avilés dijo que “me parece que es un asunto grave que no debe de quedar cerrado, porque ella se dice luchadora de izquierda y abusa de su posición, gastando los miles de pesos que puede, mientras que los mexicanos se mueren de hambre; me parece tonto querer jugar con la desgracia ajena por un simple ideal, porque ella en su postura de estoy indignada se confeccionó prendas con las caras de los normalistas, sin pensar en lo que las familias de los 43 pueden estar sintiendo aún”.
Lejos de los gastos como el jamón serrano, el bacalao noruego, la muñeca de cuatro mil pesos y el tinte color manzana, el actuar de la que se dice ser una luchadora social, contradice toda la serie de mentiras que ha señalado durante años Andrés Manuel López Obrador, porque “él promete acabar con la corrupción, pero al parecer solo con aquélla que se ve o que él dice que existe y no la que se da bajo el agua y que hasta los de Morena aplican”.
Explicó que este es el tipo de honestidad al que se refiere el presidenciable y pidió a la ciudadanía no caer en la farsa, pues a estas alturas la desesperación de los integrantes y cabecillas de Morena los lleva a prometer cosas que evidentemente no podrán cumplir, pues aunque juzgan a todos por actos iguales cuando les toca a ellos, aseguran que se trata de guerra sucia.

Información: Adriana Quijano