Reparan carreteras dañadas

13
Jesús Armando Araiza Armenta

Para dejar en óptimas condiciones la carretera Campeche-Mérida, antes de que inicie la temporada de lluvias, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) intensificó los trabajos de rehabilitación en los tramos dañados, informó el encargado de la dirección del Centro SCT Campeche, Jesús Armando Araiza Armenta.
“Ahora nos estamos enfocando en los tramos que están dañados, pero en general la situación es buena”, dijo.
Reconoció que el año pasado hubo problemas en la carretera Campeche-Mérida, y esa situación se logró controlar a principios del presente año, con bacheo y otras tareas en las partes que se consideraban de peligro.
Asimismo, mencionó que se continúa con los trabajos de conservación rutinaria y periódica de la red federal de carreteras, que abarca mil 376 kilómetros y 161 puentes, así como con los programas de reconstrucción de puentes, señalamiento horizontal y vertical de la misma red.
Hay una buena planeación para la realización, porque hay tramos que requieren de reconstrucción y otros de mantenimiento, en la red carretera federal, pero que se trata de un mantenimiento constante, dado la importancia y la afluencia en particular de la carretera Campeche-Mérida.
Aranza Armenta admitió que lo que no se puede dejar de lado es que la entidad ha sido vulnerable a fenómenos atípicos que son impredecibles, y por ello la importancia de dichas tareas.
“Entonces hay una necesidad significativa para poder tener una carretera absolutamente confiable y segura”, expresó.
Como parte del programa de conservación que lleva a cabo la SCT en el Estado, se han intensificado las labores para estar prevenidos ante la próxima temporada de lluvias. Para ello hay un trabajo de revisión de las condiciones de la infraestructura carretera en el Estado.
“Por ello, continuamente se revisan las condiciones de infraestructura en la entidad, como una instrucción de oficinas centrales de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, para evitar afectaciones por fenómenos meteorológicos, u otro tipo de incidentes que se puedan presentar”, mencionó.
Consideró que no debe haber preocupación por parte de los usuarios, ya que periódicamente tienen monitoreadas las zonas, y hay condiciones para una movilidad segura.