Regidora asumiría funciones del presidente muncipal de Palizada

90

Al señalar que dentro de las leyes que el Congreso aprobó está la pérdida del fuero para castigar las anomalías de funcionarios públicos, el presidente de la Junta de Gobierno y Administración, Ramón Méndez Lanz señaló que de acuerdo con la normativa de los municipios, la primera regidora del Cabildo de Palizada, Aleyda del Rosario Méndez Reyes, sería quien asuma las funciones de alcalde ante el proceso penal que enfrenta Pedro Ayala Cámara.
Entrevistado al término de la quinta sesión de la Diputación Permanente, Méndez Lanz explicó que “la corrupción es un tema que se tenía que atender pero antes había que darle todo el soporte jurídico para que los funcionarios públicos pudieran trabajar apegados a la Ley y evitar los casos de corrupción”.
En este sentido, detalló que ante el proceso penal que atraviesa en estos momentos quien se desempeñara como alcalde de Palizada, de forma natural entra en funciones el primer regidor por lo menos el primer mes para después llamar al suplente de fórmula, Francisco Jiménez Gómez.
“Dado la detención del alcalde de Palizada hay una suspensión de derechos, es decir, está en un proceso y en tanto esto ocurre el primer regidor tiene que asumir las funciones para no detener el trabajo administrativo que se viene desarrollando”. dijo.
Méndez Lanz aclaró que después será tarea del Cabildo de Palizada decidir si llama al suplente de fórmula o no. De llamarlo, si Jiménez Gómez declinara, el Cabildo tendría que hacer una nueva propuesta y solo así el Congreso intervendría.
“En caso de que no acepte, se hace una nueva propuesta y aquí sí entra el Congreso para nombrar a la persona que vaya a sustituirlo. Insisto, tenemos que esperar los tiempos que marca el proceso, pero un Ayuntamiento no se puede detener y muchas de las quejas que este Congreso ha recibido es que no opera, y de hecho lo vimos cuando teníamos las cuentas (cuando la Ley de Ingresos) es decir, había varias anomalías”.
Finalmente, el jefe de la Junta de Gobierno y Administración descartó que se trate de una persecución política, siendo que desde 2016 el Congreso comenzó a recibir información que la propia ciudadanía de Palizada enviaba de los casos recurrentes de la situación que prevalecía.
La situación, remató, se ha presentado desde hace dos años, por ello “han habido exhortos para que revisen los presidentes municipales sus cuentas públicas y se pongan a trabajar, a resolver todas las anomalías que pueden presentarse; no ha sido el único caso”.

Información: Anabel Martínez Torres