Reforma Energética ha generado 14,000 empleos en el Estado

101
Con la recuperación del precio del petróleo, hay nuevas oportunidades para dar servicio a Petróleos Mexicanos (Pemex) y a las nuevas empresas que están entrando, lo que se reflejará en más plazas de trabajo para la entidad.
Aldo Flores Quiroga, subsecretario de Hidrocarburos de México

A cuatro años de la Reforma Energética, el subsecretario de Hidrocarburos de México, Aldo Flores Quiroga dio a conocer los grandes avances que se ha tenido en el país, destacando que Campeche cuenta con dos áreas contractuales adjudicadas que implican una inversión de 1.3 mil millones de dólares, generando entre 13 y 14 mil empleos.
En entrevista telefónica para Novedades de Campeche, señaló que Campeche es un estado de gran atractivo para los inversionistas, pero que el ciclo del precio del petróleo representó algo que no se esperaban al inicio de la apertura y es el principal responsable de que al inicio muchas inversiones se retrasaran y eso ocurrió en todo el mundo.
Agregó que muchas empresas del orbe debieron reducir la cantidad de proyectos que estaban ejecutando y eso afectó el empleo, pero ellos se enfocaron con nuevos planes y hallazgos, donde se prevé una recuperación en el precio del petróleo. Eso va a representar nuevas oportunidades para dar servicio a Petróleos Mexicanos (Pemex) y a las nuevas empresas que están entrando.
Destacó que existen 66 empresas distintas de Pemex explorando petróleo en México con volúmenes muy pequeños, pero que van a empezar a producir en los próximos de 2 a 7 años; asimismo tienen más de 60 empresas en el transporte de almacenamiento en ese mercado, de las cuales hay 24 adicionales en el gas natural.
“Esto es solo el comienzo con respecto a un cambio de 75 años aproximadamente de operar la industria solamente con Pemex; hay una confianza importante en el manejo transparente de la apertura de las licitaciones para realizar la transformación del sector energético en México”, indicó.
Subrayó que se trata de una reforma energética que en tres años ya ha arrojado éxitos muy buenos para el sector, donde se han tenido siete licitaciones de bloques petroleros, se adjudicaron 72 bloques, 69 de los campos que estaban bajo el control de Pemex han encontrado socios en tres bloques; esto significa inversiones de alrededor de 60 mil millones de dólares y creación más de 500 mil fuentes directas e indirectas de trabajo.
Explicó que las licitaciones que el Gobierno Federal ha conducido a través de la Comisión Nacional de Hidrocarburos especifican áreas contractuales que se licitan abiertamente con la finalidad de obtener el derecho de trabajar en esas áreas contractuales y extraer petróleo.
“Estamos hablando de inversión en exploración que suma 60 mil millones de dólares, si le agregamos los proyectos que hay en almacenamiento, transporte, distribución, gas y petrolíferos nos acercamos a los 80 mil millones de dólares; de otro modo hubiera sido muy difícil de alcanzar en anuncios y proyectos porque hubiera requerido recursos públicos”, acotó.
Con respeto a las más de 500 mil fuentes directas e indirectas de trabajo, especificó que son en todas las zonas del país destacando a Campeche, Tabasco, Veracruz y Tamaulipas, este último tendrá una participación creciente en nuevas áreas que se están abriendo.
Recordó que antes de la Reforma Energética la inversión en el país estaba limitada por la capacidad de ejecución de proyectos de Pemex y las restricciones presupuestales a las que estaba sujeta, además de que también había rezagos acumulados en el sector.
Pemex no podía hacerlo todo, lo que dio paso a desequilibrios que se reflejaban en la capacidad de producir crudo, de almacenarlo, producir combustibles y su distribución en todo el país, hasta que se convirtió en una situación de riesgo.
Por ello, ahora en lugar de contar solo con una empresa se tiene más inversión; solo en exploración hay 33 mexicanas y las restantes son de todos los continentes, lo que implica un voto de confianza en México. Muchos expertos del mundo están viendo lo que ocurre en México y le están apostando por el país.
Enfatizó que sin lugar a dudas el petróleo sigue siendo de los mexicanos, las empresas trabajan en el país bajo reglas impuestas por nosotros, sin invertir un solo centavo el gobierno mexicano se queda con el 70 por ciento de las utilidades de los proyectos, pero puede ser hasta el 90 por ciento. Eso es parte de los factores que las compañías o de las variables donde a partir de ahí compiten.
“Se está hablando de un potencial importante de nuevos ingresos para México, por ejemplo las dos primeras áreas contractuales que se adjudicaron en las licitaciones del país ya han derivado en hallazgos en conjunto de 3.5 mil millones de barriles de petróleo como equivalente. Falta ver que estos hallazgos se conviertan en comerciales, en reservas, pero ya es una muestra del potencial disponible”, puntualizó.
Destacó que todo ello se le puede agregar que Pemex hizo su descubrimiento más importante en 15 años de un campo petrolero en Tabasco, se trata de petróleo desarrollado bajo un marco definido, regulado y controlado por mexicanos en que los mercados de todo el mundo están dispuestos a participar.
Precisó que hay proyectos en toda la costa del Golfo de México, el cual es un proceso que no es inmediato, pues las empresas ganaron el derecho de trabajar en estas áreas contractuales como hace dos años y medio, pero todavía hay que hacer un trabajo de exploración.
“Las empresas decidieron buscar estos bloques porque creen que ahí va a ver petróleo o gas, pero hay que hacer un trabajo de exploración antes de empezar a perforar y estos toman tiempo. Esperamos que la mayoría del nuevo crudo de las compañías privadas se empiece a presentar en la siguiente década”, acotó.
Destacó que se han abierto a muchas opciones con la reforma energética que antes no se tenía, es decir a lo largo y ancho de la cadena a partir de los proyectos que se están desplegando.
Finalmente, dijo que la idea de la Reforma Energética es que haya competencia en el mercado, la cual va derivar en que el precio del consumidor sea el mejor posible considerando la oferta y la demanda en prácticamente todo el mundo, ciertamente como ocurre con los socios comerciales en Norteamérica.

Información: Cindy Vera