Reconocen trabajo de los voluntarios de la Cruz Roja

3

POR: Daniel Castillo

El delegado de la Cruz Roja en Campeche, Alejandro Azar Pérez, reconoció la gran labor que realizan los voluntarios que brindan su tiempo y servicios a la institución, al conmemorarse ayer su día, y exhortó a la población a dedicar un poco de su tiempo para ayudar sin interés.
Recordó que la institución a nivel internacional surge precisamente por la intención de una persona que, en primera instancia, quería prestar ayuda a quienes brindaban auxilio en situaciones de emergencia, hace más de 150 años, dándose cuenta que no existía el respeto para ellos, como era el caso de los cuerpos médicos de los ejércitos.
“Pero también había un daño colateral enorme, la sociedad civil siempre ha padecido las guerras de los grupos armados, siempre el civil es el más afectado, y gracias a la buena voluntad de este empresario, empieza a juntar a un grupo de personas, gestando lo que hoy conocemos como el movimiento internacional de la Cruz Roja”, explicó.
Azar Pérez destacó que, en nuestro país y en Campeche no ha sido la excepción, la Cruz Roja está compuesta en su mayoría por voluntarios que ofrecen gran parte de su tiempo en brindar ayuda, aunque con el tiempo se ha logrado contar con un apoyo para quienes prestan sus servicios de manera formal y se les brinda una gratificación.
Actualmente, en la institución se encuentran activos alrededor de 145 voluntarios, directamente vinculados en la delegación Campeche, manteniéndose siempre abiertos a recibir a toda aquella persona que quiera aportar parte de su tiempo para realizar alguna actividad de apoyo.
Azar Pérez explicó que toda persona que en su momento porta el uniforme de la institución y brinda algún tipo de servicio es un voluntario, que llega por cuenta propia a inscribirse como voluntario asociado de la Cruz Roja, llevando diversos nombramientos administrativos que les permite organizarse de mejor manera.
“Uno de los grupos más simbólicos de la Cruz Roja son las damas voluntarias, que se compone de señoras que dedican casi su tiempo completo de manera desinteresada a la institución, sin lucro, sin esperar nada, porque en muchas ocasiones ni las gracias se les da, pero tienen ese espíritu del voluntariado”, apuntó.