Propone la Canacintra vincular proyecto ZEE con el del Tren Maya

40
Esperanza Ortega Azar

La eliminación de las Zonas Económicas Especiales (ZEE) es quitarle no solo a Campeche sino a más de 50 mil empresarios nacionales dispuestos a generar empleos, la oportunidad de repuntar la economía del país, aseguró Esperanza Ortega Azar, vicepresidenta nacional de ZEE de Canacintra, quien subrayó que hasta el momento se tienen 38 cartas compromiso, solo a la espera de los permisos para comenzar a operar en el Estado.

En conferencia de prensa, la empresaria campechana subrayó la necesidad dejar a un lado los tintes partidistas para dar paso a un bien común: los mexicanos; pues si bien el proyecto pudo minarse de vicios en la primera etapa del proceso, estos pueden ser corregidos e incluso, imponerse sanciones por la nueva administración federal a quienes hayan faltado a la esencia del proyecto, evitando dejar inconcluso el desarrollo de polígonos como Seybaplaya por lo que mucho tiempo se pugnó.

“Campeche, como el gobierno de los otros Estados, se suma en esta lucha para la no desaparición de las Zonas Económicas Especiales y en cambio se propone un cambio de esquema que puede ir desde el nombre, el esquema de inversión, etcétera; los empresarios estamos abiertos al diálogo para llegar a acuerdos que nos beneficien a todos los mexicanos”, subrayó.

En este sentido, señaló que no existen argumentos válidos por parte de la Federación para que la cancelación se dé, calificando de falsas aquellas voces que tratan de justificar con argumentos como corrupción e irregularidades en la compra de terrenos en las Zonas Económicas Especiales, por citar un ejemplo.

Señaló que para evitar otra debacle como lo sucedido en Carmen, el Estado debe dejar de estar a expensas de la producción petrolera como base de su economía.

“Al menos en Campeche se cumplió a cabalidad, en tiempo y forma con todos los requerimientos que se exigieron por la Federación, incluso se trajo a especialistas nacionales e internacionales, participó el sector académico, entre otros y ya se hizo un gasto, una primera inversión, por eso debemos luchar para que se concrete.

Aquí se hizo una donación de terrenos a la Federación de forma limpia y transparente, hablamos que de las 3 mil hectáreas, mil 600 las tiene el sector social como campesinos, productores y ejidatarios”.
Además de Sabancuy, en otras Zonas Económicas Especiales como Michoacán, Puerto Chiapas y Coatzacoalcos, los trabajos para el establecimiento de nuevas empresas que detonen nuevas fuentes de empleo y crecimiento integral, tienen ya más de un 80 por ciento de avance.

De las 2 900 hectáreas que se había destinado en Seybaplaya para el Desarrollo de las Zonas Económicas Especiales, más del 50 por ciento fueron destinadas al sector social como productores campesinos y ejidatarios para el desarrollo de posibles actividades como manufactura ligera, manufactura de partes, en agroindustria, entre otros, generando empleos a corto plazo de hasta 15 mil de los 50 mil prospectados para este proyecto.

“Serían de 10 a 15 mil empleos mismos que ya podríamos estar aplicando puesto que ya tenemos 39 cartas de intención de empresas ancla, es decir, empresas tractoras que con su asentamiento comienzan a utilizar servicios y manufactura local, lamentablemente no es así, dejando varado la lista de proveedores que ya se tenía, capacitaciones”.

El monto estimado por las 39 cartas intención firmadas para el Estado asciende a 8 mil 600 millones de pesos, mientras que por las 11 empresas que solo estaban a la espera de permisos para comenzar a operar es por 2 mil 700 millones de pesos.

LA PROPUESTA

En términos generales, la vicepresidenta nacional de ZEE de Canacintra subrayó que desde su trinchera los más de 50 mil empresarios adscritos a la cámara, se propone el impulso parejo a todos las entidades federativas, pues si bien se reconoce los anuncios realizados desde diciembre pasado a la fecha por la administración federal, también se debe dar continuidad a los proyectos avanzados que se dejaron pendientes para acabar con la incertidumbre que se vive en el país en materia económica.

“Vamos a ser equitativos, si bien el Tren Maya también nos beneficia a Chiapas, Tabasco, Campeche, Quintana Roo y Yucatán pero, ¿de qué vamos a mantener el Tren Maya? No basta solo el turismo, necesitamos la carga y todo el potencial que se puede desarrollar en nuestra entidad, ¿Cómo? Con el recién creado municipio de Seybaplaya podemos con la Zona Económica o el nombre que le quieran poner a este gran proyecto. Nosotros estamos en la mejor disposición”.

Agregó que se tiene que tener claro que el gobierno no es quien genera los empleos en un país, sino quien brinda las condiciones para que desde el sector empresarial se den “empleos que hoy se están yendo a la baja”.

Ante otras propuestas que se han planteado en el entorno empresarial como la reestructura del programa o el simple cambio del nombre del proyecto, eliminando cualquier rastro de la administración anterior.

Ortega Azar señaló que el nombre es lo de menos, lo que se quiere es no dejar morir una posibilidad de crecimiento integral, por lo que el exhorto a las autoridades federales es a mostrar interés al diálogo dejando de cancelar en último momento las reuniones que se tienen pactadas para el análisis de esta problemática.

ZEE, ES UNA OPORTUNIDAD PARA NO DEPENDER DEL PETROLEO: GOBERNADOR

Por su parte, el mandatario estatal, Alejandro Moreno Cárdenas, resaltó la importancia de este proyecto de desarrollo como una oportunidad para que el Estado no solo dependa de los salarios de la industria petrolera, subrayando el trabajo de gestión que se hizo en el pasado para lograr la inclusión de Campeche en este ambicioso proyecto.

“La ZEE en el Estado de Campeche promete la creación de más de 50 mil empleos, una inversión de más de 3 mil 500 millones de dólares y más de 39 empresas, fue una larga y difícil gestión para que el Estado pueda ser incluido dentro del programa porque ya se habían aprobado tan solo cuatro para distintos Estados del país.

Sabemos de la volatilidad de la industria petrolera, por eso le apostamos a otros sectores para no sufrir en la caída de la producción y en los precios internacionales, diversificando así la actividad económica para fortalecer el crecimiento y desarrollo del Estado de Campeche”.

Precisó que gracias a la diversificación de las ZEE, el Estado estaba ante una oportunidad de mejores empleos y mejores salarios en distintos perfiles profesionales como la industria automotriz ligera, farmacéutica y manufacturera.

“Apostemos por el desarrollo, la generación de nuevas industrias y nuevos empleos. Como gobernador de Campeche hago saber mi total inconformidad con la decisión del Gobierno de la República de cancelar todas las Zonas Económicas Especiales.

En la ejecución de este programa Campeche fue un ejemplo de disciplina y transparencia, de eficiencia y eficacia, no hubo una sola irregularidad en el proceso, por lo que es irresponsable señalar que hubo malos manejos en la conformación de los expedientes para crear las ZEE. Campeche seguirá luchando y continuará por el camino del crecimiento y el desarrollo”.