Promueven el desarrollo comunitario a través del extensionismo rural

21

Al menos 205 extensionistas rurales y 32 comunidades rurales de la región peninsular, se benefician actualmente con la participación de la Universidad Autónoma de Campeche como Centro Regional de Soporte Metodológico y, al mismo tiempo, como Centro Regional de Extensionismo.
Informó lo anterior la directora general del Instituto Nacional para el Desarrollo de Capacidades del Sector Rural (INCA-Rural), Ligia Osorno Magaña, quien dijo que este año el organismo federal firmó un convenio de colaboración con la UAC para llevar a cabo dichas acciones.
Indicó que es de gran interés trabajar por un extensionismo integral, orientado al desarrollo humano y a la gestión territorial, fortaleciendo la coordinación y colaboración de distintos órganos del sector.
Con la firma del convenio, la UAC funge como Centro Regional de Soporte Metodológico y como Centro Regional de Extensionismo, atendiendo los estados de Campeche, Yucatán y Quintana Roo.
En cuanto a las acciones del Centro Regional de Soporte Metodológico, la UAC asumió el compromiso de apoyar con la capacitación de 205 extensionistas, a través de la instalación, seguimiento y operación de Grupos de Extensión e Innovación Territorial (GEIT).
Señaló que de esa manera, se promueve el involucramiento de jóvenes emprendedores, a través de los denominados GEIT Universitarios.
“Ahora como Centro Regional de Extensionismo, el propósito es llevar experiencias de desarrollo comunitario en 32 comunidades rurales de la región, con un enfoque de atención hacia mujeres y jóvenes”, dijo.
Recalcó la importancia de impulsar los mecanismos estratégicos que sirvan al fomento del extensionismo rural, del desarrollo de capacidades del sector productivo rural y el fomento de la vinculación entre la investigación y los conocimientos técnicos agropecuarios y los productores.
Recordó que la nueva política es el acompañamiento técnico a los productores, a través de un modelo del extensionismo integral que los apoye desde la siembra hasta la comercialización de los productos del agro.
Al igual que los cambios tecnológicos y organizacionales para que sean más productivos y competitivos, con espacios de oportunidades de empleos e ingresos.
“Es así como a partir de una amplia reforma para hacer ajustes, tanto en las acciones públicas como en distintos ordenamientos legales, que liberen el potencial, la fortaleza y el crecimiento de las actividades económicas en el agro, es como se ha fomentado el extensionismo rural”, concluyó.