Previenen accidentes en Semana Santa con el Operativo 30 Delta

43

Con el objetivo de fortalecer la seguridad en las carreteras y prevenir accidentes durante el periodo vacacional de Semana Santa, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) pondrá en marcha este 24 de marzo el Operativo de Alcoholimetría y 30 Delta, informó Mauricio Angulo García, subdirector de Transporte de la dependencia federal.
Informó que el dispositivo de vigilancia que concluirá el 8 de abril, y se realiza en coordinación con la Policía Estatal y Federal, tiene el objetivo de someter a un examen médico a los conductores de vehículos del servicio público federal en sus modalidades de carga, pasaje y turismo, para determinar si se encuentran en perfectas condiciones de salud para manejar sus unidades.
La meta para este año, es lograr 25 mil revisiones a conductores que transiten por las carreteras federales.Explicó que estas acciones tendrán lugar en el módulo de revisión médica ubicada en la carretera Campeche-Mérida, tramo Campeche-Kobén del kilómetro 13+000.
“Se contará con la participación de médicos y químicos, quienes tendrán a su cargo las pruebas de toxicología y alcoholimetría. Esto se hará también en las principales terminales del Estado, en el Autos Pullman y en Turística del Golfo”, expuso.
El funcionario federal comentó que durante el 2017 se realizaron 27 mil 900 revisiones; 97 conductores resultaron no aptos para manejar por causas como hipertensión, diabetes y en un índice bajo por alcohol.
El operativo consta de una evaluación médica que se realiza en menos de 10 minutos a los conductores, se lleva a cabo un interrogatorio intencionado, se valoran los signos vitales, reflejos osteotendinosos y oculares, así como la detección de ingesta de bebidas alcohólicas y examen toxicológico.
Esta revisión, subrayó, se llevará a cabo de forma aleatoria ya que con ello se busca, por un lado, generar cultura de prevención en el personal de los diversos modos de transporte al detectar oportunamente cualquier síntoma o malestar en los operadores que pueda poner en riesgo la seguridad de los viajeros, y por otro lado, reducir los índices de accidentes ocasionados por el factor humano.

Información: Lorena García