Prepare el paraguas, se esperan lluvias por efectos de norte

33
Se recomienda a la ciudadanía tomar sus precauciones por el cambio brusco de temperaturas

El Frente Frío Número 20 estacionado sobre la Península de Yucatán en interacción con una nueva masa de aire polar ocasionará un descenso gradual en las temperaturas de la entidad, informó el director de Operaciones Especiales de la Secretaría de Protección Civil (Seproci), Hugo Villa Obregón.
Explicó que debido al paso de este sistema por el Estado de Campeche, se tendrán cambios en las condiciones del tiempo, por lo que continuarán los nublados y lluvias aisladas en lo que resta de la semana.
En este tenor, agregó que para este miércoles se espera viento variable del Norte y Noreste de entre 30 y 50 kilómetros por hora, con rachas de mayor intensidad en la costa de la entidad. También se prevé oleaje elevado especialmente en la costa Sur, con una ligera disminución en su intensidad.
El meteorólogo de la Seproci señaló que la masa de aire frío que impulsó al Frente Frío Número 20, se verá reforzada por una nueva masa de aire polar, lo que ocasionará un descenso en las temperaturas a mediados de la semana.
Detalló que por ello las temperaturas bajarían paulatinamente para ubicarse en las próximas 36 horas con máximas entre los 24 y 30 grados Celsius y las mínimas entre los 15 y 20 grado Celsius.
“Aunque con el refuerzo de aire frío, a mediados de semana las máximas podrían ubicarse entre los 20 y 28 Celsius, mientras que las mínimas estarán entre los 12 y los 17 grados Celsius, sin descartar la posibilidad de que se registren valores por debajo de estos rangos”, expuso.
Exhortó a ciudadanía a tomar sus precauciones por este cambio en las condiciones ambientales que provocarán lluvias aisladas, así como un notable descenso de las temperaturas.
Cabe señalar que entre las recomendaciones para evitar enfermedades en esta temporada se encuentran; abrigarse y evitar cambios bruscos de temperatura; taparse la boca y nariz con bufanda para no respirar aire frío; consumir abundantes líquidos, frutas y verduras con vitaminas A y C; lavarse las manos con frecuencia.
Evitar la exposición a contaminantes ambientales; no fumar en lugares cerrados y cerca de niños, ancianos y personas enfermas; atender las recomendaciones de Protección Civil; vacunarse contra la influenza, y ante cualquier malestar acudir a las unidades médicas más cercanas.