Plantean aprovechar plantas tintóreas en varias industrias

23

El Colegio de Posgraduados (Colpos) Campus Campeche realiza el proyecto “Colecta, conservación, cultivo y producción sustentable de especies tintóreas”, cuyas plantas poseen un alto potencial alimentario, medicinal y místico, informó su director general, Jesús Arreola Enríquez.
El proyecto es parte de la línea de investigación dedicada a la generación y aplicación del conocimiento que se realiza con la asesoría de Doris Arianna Leyva Trinidad, misma que va enfocada hacia la bioprospección de recursos genéticos del trópico y la importancia de las plantas tintóreas para las industrias alimentaria, cosmética y medicinal.
Expuso que en México persiste una gran diversidad de especies vegetales que fueron utilizadas en el pasado como fuente de pigmentos naturales o plantas tintóreas, las cuales actualmente se siguen conservando, junto con todo el bagaje de conocimiento sobre sus usos tintóreo, alimentario, medicinal y místico.
Investigaciones revelan que, desde la época prehispánica, los pigmentos naturales se han usado para la elaboración de colorantes utilizados para pintar murales, vasijas, códices; inclusive el tatuado y el grabado del cuerpo humano y su vestimenta utilizada en los rituales mágico-religiosos.
“Por su importancia cultural, económica e histórica, en nuestro país destacan siete materiales tintóreos dentro de una gran diversidad como son: el cempasúchitl (Tagetes erecta), el añil (Indigofera spp.), el palo Brasil (Haematoxylum brasiletto), el palo Campeche (Haematoxylum campechianum), el zacatlaxcalli (Cuscuta tinctoria), mora (Chlorophora tinctoria), achiote (Bixa orellana), dalia silvestre (Dahlia coccinea), entre otras”, detalló.
En el pasado, los tintes obtenidos del cultivo de las especies de cochinilla, añil y palo de Campeche fueron exportados en volúmenes significativos, lo que generó una fuente importante de divisas. “Sin embargo, por circunstancias políticas, económicas y sociales, fueron reemplazados por tintes sintéticos, decayendo la producción, la exportación y la utilización de tales pigmentos”, indicó.
Señaló que en el sur sureste de México destacan las especies endémicas con propiedades tintóreas, tal es el caso de la jagua o maluco (Genipa americana L.), la cual, desde la antigüedad se han utilizado como pigmento para diversos usos y aplicaciones.
“Ese bagaje de conocimientos empíricos nos da la pauta para potenciar el uso de dicho pigmento natural en las industrias alimentaria, cosmética y medicinal, aunque dicha especie actualmente es colectada de forma silvestre para la extracción de la genipina”, dijo.
A partir de los frutos de la planta, se demanda su cultivo mediante la generación de un paquete tecnológico que permita su producción agroecológica, sustentable e intensiva, lo cual permitirá la conservación del germoplasma nativo y la producción agroindustrial bajo un marco legal y amigable al ambiente.
“Ese es el eje central del proyecto ‘Colecta, conservación, cultivo y producción sustentable de especies tintóreas’, que ejecuta el Colegio de Postgraduados Campus Campeche”, finalizó.
Doris Arianna Leyva Trinidad y Jesús Arreola Enríquez han emprendido el estudio del árbol de la jagua por ser considerado uno de los más importantes y como un árbol sagrado en Colombia, que dentro de algunos beneficios se emplea como remedio en anemias, úlceras y enfermedades venéreas como la gonorrea.
“Nuestra investigación surge a raíz de la necesidad de buscar algo que no represente un peligro para las personas, porque los sintéticos son peligrosos para los consumidores y los trabajadores de la industria. Mientras que los colorantes naturales son una fuente de empleo para los sectores rurales de los países pobres”, concluyó la investigadora.