Planean restaurar dos millones de hectáreas forestales

32
La sesión se realizó en el Salón de Gobernadores, frente a los secretarios de Medio Ambiente de Campeche, Yucatán y Quintana Roo; así como el coordinador nacional de la Alianza México REDD, Sebastien Prous.

Cada uno de los sistemas estatales ambientales no frena el desarrollo económico de las entidades federativas, sino que son fundamentales para garantizar la sustentabilidad y crecimiento de todos los sectores productivos, afirmaron los gobiernos de Campeche, Yucatán y Quintana Roo durante la cuarta sesión ordinaria de la Comisión Regional de Cambio Climático.
En el Salón de Gobernadores, frente a los secretarios de Medio Ambiente de Campeche, Yucatán y Quintana Roo; el coordinador nacional de la Alianza México REDD y de la agenda terrestre en la Península de Yucatán de The Nature Conservacy (TNC), Sebastien Prous adelantó que en enero del 2018 se tendrá el primer informe de las acciones e indicadores del Acuerdo General de Coordinación para la Sustentabilidad de la Península de Yucatán 2030.
Indicó que para avanzar en el tema se creó el Observatorio de la Selva Maya (OSM), que se trata de una red de instituciones públicas, académicas y civiles que colaboran para generar, compilar, sistematizar, analizar y compartir información relacionada con el monitoreo y estimación de las emisiones derivadas de la deforestación y degradación forestal en la región.
Señaló que la meta para la Península de Yucatán es lograr cero deforestación en el 2030 y que al 2020 deberá tener un avance del 80 por ciento.
Se planea restaurar 2 millones de hectáreas forestales, así como promover los paisajes bioculturales mayas en una superficie de 5 millones 484 mil hectáreas.
Inclusive, se trabaja para consolidar la declaratoria ambiental de la milpa en las tres entidades del sureste.
La meta es paliar los estragos del cambio climático a partir de herramientas y acciones innovadoras, por lo cual se han diseñado 7 líneas de impacto con prioridades en los problemas de deforestación, el fortalecimiento de la resilencia social y económica ante el cambio climático o la gestión sustentable de los recursos hídricos.
Consideró urgente proteger los ecosistemas ante catástrofes climáticas, ya que las dunas o los arrecifes son los primeros en achacar los cambios ambientales.
Agregó que otros objetivos son mejorar e impulsar el uso de las energías renovables y el manejo de residuos, entre otros temas, porque no hacerlo genera conflictos catastróficos como las sequías prolongadas, deforestación y huracanes.
Por su parte, el secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales del Estado, Roberto Iván Alcalá Ferráez, al igual que sus homólogos de Yucatán y Quintana Roo, coincidió en que es fundamental impulsar la política ambiental.
En Campeche las autoridades ambientales quieren hacer bien las cosas ante un enorme compromiso geoambiental en la Península de Yucatán.
Recordó que el gobernador Alejandro Moreno Cárdenas ha instrumentado acciones como el Plan de Implementación de la Estrategia REDD; el Programa Preventivo para el Uso Responsable del Fuego en la Actividad Agropecuaria; el proyecto de Reglamento Interno de la Comisión, entre otros.
Mientras que el secretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente del Estado de Yucatán, Eduardo Batllori Sampedro consideró que las tres entidades tienen que trabajar juntas en una dimensión transversal para beneficio de todos los sectores.
“Es un manejo amplio en ese aspecto para que se resuelva y afronten las problemáticas que afectan el desarrollo económico y armónico de los tres estados, a través de acciones conjuntas”, señaló.