Pierde su hogar en un incendio. Sus vecinos piden ayudarla

34
Doña Guadalupe nunca imaginó que al llegar a su casa la encontraría calcinada

Con el corazón destrozado, la mirada triste y al borde del llanto, la señora Guadalupe veía resignada los escombros y cenizas de lo que un día fue su hogar.
“Nos quedamos en la calle”, dijo con voz quebrada y con la esperanza de recibir un poco de bondad ciudadana para comenzar de nuevo.
El martes 17 alrededor de las 6 de la tarde las llamas consumieron una vivienda en la colonia Segunda Ampliación “Josefa Ortiz”, propiedad de Guadalupe Cabrera Ortiz, de 50 años de edad, empleada en servicio doméstico y madre de dos estudiantes en el Instituto Tecnológico de Lerma.
“Cuando llegué a las 6 de la tarde a la casa los bomberos ya estaban apagando el fuego, todo se había acabado, se quemó una cafeterita que me dieron el 10 de mayo, una televisión, un refrigerador, toda la ropa se quemó, todo se acabó”, lamentó entre sollozos, tras desconocer la causa del incendio, pues asegura que no dejó nada encendido cuando salió en la mañana a trabajar.
Guadalupe Cabrera trabaja para sostener a sus hijos con quienes vive tras el abandono de su esposo hace aproximadamente 15 años, “mis hijos estaban chiquitos cuando mi marido me abandonó, vivíamos en Escárcega, he estado luchando para salir adelante”, expresó.
Quienes deseen ayudar pueden comunicarse al teléfono 981 117 43 83 con la señora Brenda Ortegón Xool, propietaria de la tienda de abarrotes “Aremy” ubicada en las calles Azufre entre Corregidora y San Román de la Segunda Ampliación “Josefa Ortiz”.

Información: Lorena García