Otorgarán créditos al menos a 13 dueños de negocios cercanos a La Ría

42
Desde hace semanas iniciaron los trabajos para el distribuidor vial La Ría, por lo que muchos negocios ubicados en la zona se verán afectados

Al menos 13 negocios que se ubican en el perímetro de las obras del distribuidor vial La Ría han solicitado créditos al Fondo Campeche (Focam) por un monto de 500 mil pesos, cuyos préstamos en promedio van de 40 mil a 50 mil pesos, informó su director general Erik Damián Vargas Hernández.
Explicó que para apoyar a esas empresas se cuenta con una bolsa económica de aproximadamente 2 millones de pesos, pero agregó que se analizará si es necesario aumentar el monto original.
Indicó que el crédito máximo que se puede otorgar es de 50 mil pesos. Los giros son la venta de alimentos, papelería, estética y refaccionaría, principalmente.
A pesar de que los requisitos para la solicitud son básicos y no se piden garantías, aclaró que se revisa si los empresarios tuvieron algún crédito con el Focam anteriormente, para garantizar que tengan la solvencia moral para cubrir los pagos.
Compartió que los préstamos se han ampliado a otros locales comerciales que se encuentran en las calles aledañas a los trabajos.
“Hemos expandido el perímetro de atención, porque antes solo tenían identificados a los negocios que se registraron en el censo que levantaron las dependencias competentes, pero sabemos de otros negocios que desembocan en las calles aledañas a La Ría y que también han registrado una disminución en sus ventas”, expuso.
Detalló que alrededor de tres empresas están siendo evaluadas para acceder a los créditos del Focam, ya que solicitan montos mayores a los 50 mil pesos para un cambio de ubicación; argumentan que requieren un trato especial porque generan un número importante de empleos.
Reiteró que el recurso es normalmente para capital de trabajo o mantener una racha negativa en las ventas, a fin de que se pueda cubrir el pago de renta o sueldo de los trabajadores.
“Lo que buscamos es que los empresarios no despidan al personal, por lo que se han considerado plazos de gracia de hasta 6 meses para que no paguen tan pronto el capital y puedan mantenerse”, abundó.
Por ahora, se les da un plazo amplio para el pago de los intereses durante seis meses y en el séptimo es cuando se les comienza a cobrar el capital.