No repuntan ventas durante Cuaresma

15
Locatarios que expenden pescados y mariscos no han visto un alza en sus ventas ante la Cuaresma.

CAMPECHE.- Locatarios del mercado principal “Pedro Sáinz de Baranda” señalaron la inexistencia del aumento de ventas por época de Cuaresma e incluso, dijeron que como vendedores ya no es una época que esperan, pues, la gente ha dejado de respetar estos tiempos y consume carne y pollo de manera normal, por lo que la Cuaresma no les deja ganancias mayores, como en años anteriores.
A decir de los vendedores como Pedro Collí, las grandes ventas de mariscos por Cuaresma sólo quedan en el recuerdo y aseguran que las familias jóvenes no consumen los productos marinos como lo hacían las familias hace años.
“Yo creo que influye el hecho de que, ahora, la mujer trabaja, gana su propio dinero y eso le reduce el tiempo de cocinar los mariscos; aquí hay compañeros que les limpian el pescado y hasta los fríen, así que la petición es a que se acerquen a su mercado, que privilegien a los pescadores porque es un círculo porque si nosotros no vendemos, no les compramos a los pescadores y ellos tampoco tienen ganancias”, opinó.
Otros, como Juan Carlos Chi, señalaron que con la llegada de la Cuaresma no sólo se enfrentan al tema de las ventas, sino también a la falta de captura.
“hoy, ya hay muchos pescadores y si a eso le sumamos que existe depredación y que se esperan nortes y frentes fríos que nos impiden salir a trabajar, pues, es mayor nuestra pérdida”, indicó.

Se espera buena venta
de pescados y mariscos

Rosendo Balan Caamal

CALKINI.- Vendedores de pescados y mariscos ven con buenos ojos la temporada de Cuaresma para que repunten sus ventas considerando que mucha gente deja de lado las carnes rojas por respeto a la Semana Santa.
Leticia Ucán Gutiérrez, comerciante del mercado “José del Carmen Cuevas Sierra” dijo que todos los días viaja de Isla Arena a la cabecera para vender pescado cuyo costo varía según la especie por la escasa captura que hay.
Tentativamente el “carito” podría costar entre 10 y 15 pesos el kilogramo por la baja producción provocada por los frentes fríos; sin embargo, señaló que por día podrían venderse entre 30 a 50 kilogramos, principalmente los viernes de Cuaresma que es cuando los católicos evitan comer carne roja.
“La venta no siempre repunta en este sector debido a que las autoridades implementan programas para vende este producto a bajo costo aunque de menor calidad, pues nosotros lo capturamos y vendemos fresco, no congelado, solo que muchos prefieren esta medida por comodidad.