No disminuirá Impuesto Especial sobre Producción y Servicios

6
Delegado de la Secretaría de Economía en la entidad, Gonzalo Hernández Pérez.

ENTREVISTA

Por: Daniel Castillo

La reducción del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) para generar la disminución de los costos en los combustibles no podrá ser de inmediato como había propuesto el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, durante su campaña electoral, pues los ingresos se requerirán para concretar proyectos como el mantenimiento y la construcción de las refinerías.
Así lo señaló en entrevista para Novedades de Campeche el delegado de la Secretaría de Economía en la entidad, Gonzalo Hernández Pérez, al precisar que incluso esos recursos que se reciben por dicho impuesto se ha destinado a programas sociales, por lo que ve complicada su desaparición.

¿Cuál es el impacto real que tendría en la economía con la eliminación del IEPS?
Este impuesto aplica principalmente a los combustibles, que fue donde se generó la controversia, pero no se refleja en quienes lo comercializan, sino en quienes lo producen. La polémica que hoy existe es porque se pretendía su eliminación directa, propuesta hecha por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, pero al parecer se ha anunciado ya que no va a desaparecer, entonces eso significa que tendremos precios similares o más altos en los combustibles.
La administración federal aún no ha entrado en funciones, no han anunciado acciones, solo son comentarios que se han generado, el IEPS es un impuesto que es necesario para equilibrar la balanza en oferta y demanda en materia de hidrocarburos.

¿Considera que es viable la eliminación de dicho impuesto?
Mi punto de vista es que no creo que lo eliminen, porque se requiere. Hay características variadas en la producción de este tipo para generar la gasolina y el diésel, se requiere de una serie de procesos de los cuales carecemos, y por lo tanto tenemos que importar estos combustibles.
Todos estamos en espera de que el nuevo gobierno entre en funciones para que ya anuncie de manera oficial qué va a pasar con este impuesto. Pero es un recurso que va a ayudar al propio gobierno para buscar mecanismos para regular los precios del petróleo y de los mismos combustibles, porque si quitan impuestos, posteriormente se va a quedar un municipio, o un Estado, o hasta el propio país, sin presupuesto, y esos impuestos lo pagamos todos los mexicanos.

¿Habría que dejar en claro entonces las repercusiones de eliminar este impuesto?
La razón es que hay un compromiso de campaña de disminuir los precios de los combustibles y ahí va a estar el detalle, de cómo le van a hacer para reducir esos costos. Para tener conocimiento, la economía del país depende mucho del sector minero y de hidrocarburos, no tenemos realmente la infraestructura para generar más gasolina de la que actualmente se produce, las seis refinerías ya están obsoletas y hay que reinvertirles dinero para hacerlas funcionales.
Cada una de ellas, de su capacidad total, solamente operan al 30 ó 40 por ciento, y el consumo nacional de los combustibles no se cubre con lo que producimos, lo que provoca que se tenga que importar a costos más elevados y eso impacta directamente en el precio que pagamos los mexicanos.

¿Cuál sería la acción más viable o cuál considera que pudiera ser la estrategia del próximo Gobierno Federal?
En todo el país se consumen alrededor de 800 mil barriles de gasolina diarios, y solamente se generan alrededor de 500 mil, el resto lo tenemos que comprar, de ahí depende el costo de los combustibles que consumimos a diario, por lo que la propuesta del presidente electo es meterle dinero a las refinerías que ya están trabajando, para que puedan producir al 80 por ciento; asimismo, construir dos refinerías más, para que así ya no se compre y cubramos lo que consumimos a diario. Pero para que esto suceda, se requieren los recursos para el mantenimiento de las seis refinerías, que es un costo elevado, así como los recursos que se necesitan para construir las dos nuevas que se pueden obtener precisamente del IEPS, por lo que no es viable su eliminación, por lo menos, no por el momento.

¿Si se retirase el IEPS, habría riesgo para los presupuestos de los estados?
No creo que haya riesgo, una administración, por muy pequeña que sea, requiere de trabajar en equipo, la Federación requiere de fortalecer a sus Estados.
Si se ponen en riesgo a los Estados petroleros como Tamaulipas, Veracruz, Tabasco y Campeche, que le han producido y generan economía en materia de hidrocarburos para el país, sí habría riesgo, por lo tanto, se deben fortalecer. De ahí los proyectos que se han presentado como el Tren Maya, la refinería en Atasta y el traslado de las oficinas de Pemex a Carmen, para el caso de Campeche.

¿Tienen los ciudadanos alguna posibilidad, a corto o mediano plazo, de pagar menos por los combustibles que consumen?
Va a ser a mediano plazo. Lo que pretenden es que a corto plazo se puedan construir las refinerías, ya están limpiando un terreno en Dos Bocas, y se están preparando las licitaciones para el mantenimiento de las refinerías que están trabajando actualmente. Lo más rápido sería aplicar el mantenimiento para que se empiece a incrementar la producción y se reduzca la cantidad que se importa.
Para impactar en los precios, y se beneficien los ciudadanos, la propuesta tiene que ser mejorar las refinerías existentes y que aumente la producción, porque el tiempo promedio de construcción de una refinería es de tres a cuatro años, y no se podría esperar todo ese tiempo para disminuir los costos.
En el actual gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, se estableció una estrategia que permitirá controlar los costos de los combustibles a través de la Reforma Energética, dando apertura a las empresas internacionales para que pueda existir una competencia en materia de venta de la gasolina.
Si observan, las empresas internacionales han llegado al país, incluso a Campeche, donde han hecho relaciones de negocio con compañías locales, y algunas estaciones de servicio ya no consumen el combustible de Pemex, por lo que ya existe una competencia.
en precios, y a lo mejor no va a bajar del todo, pero se va a mantener el precio o el incremento será en pocos centavos.