Necesario, conservar evaluación docente

31

Es necesario continuar con la evaluación de los docentes si se pretende mejorar el sistema educativo, porque mediante un diagnóstico se podrá elevar la calidad sector, reconoció el secretario general de la Sección IV del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Moisés Mass Cab.
Ante el anuncio del cierre del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), el magisterio campechano está al pendiente del tema para conocer cómo se le va a dar continuidad a los procesos de evaluación.
“Se tiene que evaluar para tener un punto de partida, para saber qué es lo que se necesita hacer para mejorar y continuar en la transformación continua de los profesores, por lo que estamos pendiente de ello”, insistió.
La iniciativa que presenta el Ejecutivo Federal desvincula la cuestión de la autonomía en el tema, pero lo importante es que hasta ahora solo se trata de una iniciativa que todavía llegará al Congreso de la Unión para su análisis y luego su discusión. “Todos los actores involucrados seguramente tomarán cartas en el asunto, para bien y para que mejoren el sistema educativo nacional en bien de la educación pública”, indicó.
Confió que en el análisis y el debate que se lleve a cabo sobre esa iniciativa se afinen los detalles, que finalmente sea para mejorar la calidad en la educación y todo lo que se tenga que hacer.
Cuando se planteó la creación del INEE se tuvo un diagnóstico interesante y durante los años que estuvo en funcionamiento, se lograron resultados puntuales para mejorar la situación educativa.
Sin embargo, las autoridades federales insisten en que van a desaparecer la evaluación y el instituto responsable de aplicarla.

Aplaude acciones contra iniciativa
Por otra parte, el líder sindical aplaudió que los académicos y los ciudadanos hayan lanzado una iniciativa para recabar firmas con la intención de solicitar al nuevo Gobierno de México que no desaparezca al INEE, ya que de hacerlo, no se mantendría la oportunidad de contar con datos, evidencias y conocimiento que enriquezcan el debate público.
Pero que además permitan conducir la política educativa con base en información de calidad, lo cual resulta especialmente importante frente al complejo contexto de la educación.