Multarán a escuelas particulares que condicionen compra de útiles

20
Los padres de familia tienen el derecho de comprar los útiles escolares en el establecimiento que mejor les convenga

La inscripción en las escuelas privadas no puede ser condicionada con la compra de útiles o uniformes, aseguró el encargado de despacho de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en Campeche, Pedro R. de la Gala. Advirtió altas multas para quienes incurran en ese acto.
Parte del Operativo Especial de Regreso a Clases que realiza la dependencia federal involucra la revisión de planteles privados, ya que en la Ley Federal de Protección al Consumidor se establecen las bases mínimas para la comercialización de servicios escolares. Ahí, señala que no se debe condicionar a los padres de familia la adquisición de material escolar en la escuela o con el proveedor que la institución educativa indique.
“El padre de familia es libre de adquirir los útiles donde mejor le convenga, tal vez le pueden sugerir por cuestiones de imagen dónde encontrar las libretas de la institución, pero no debe ser obligatorio”, explicó.
Añadió que en caso de que alguien sea víctima de ese tipo de actos, lo primero que se debe hacer es acudir a la delegación campechana de la Profeco para presentar una denuncia formal, con la finalidad de que los inspectores acudan al lugar para realizar la verificación, constatar que realmente se presente esa situación y poner las sanciones correspondientes.
“Podríamos hablar de acciones como la suspensión de la comercialización o de esa práctica comercial que viola los derechos del consumidor y posteriormente, derivado de un procedimiento, alcanzaríamos sanciones que van desde los 5 mil pesos hasta más de medio millón de pesos”, advirtió.
Recordó que en años anteriores se han registrado sanciones a escuelas particulares, principalmente por la falta de exhibición de precios en inscripciones, colegiaturas y servicios que se brindan dentro de la institución.
“Hay casos en los cuales se ofrece la adquisición de libros o paquetes de útiles dentro de la institución, los cuales tienen que estar a la vista del consumidor en montos totales a pagar, lo cual no significa que obligatoriamente los padres tengan que adquirirlos ahí”, concluyó.