La lucha está empezando: líderes sindicales de los 3 Poderes

23
Después de dos días de manifestación pacífica en las inmediaciones del palacio municipal y diversas reuniones, trabajadores del Ayuntamiento concluyeron su protesta.

Se dio por terminada la manifestación, alrededor de las 2 de la tarde de ayer, de cerca de 800 trabajadores del Ayuntamiento de Campeche ante la falta de diálogo y soluciones de parte del edil blanquiazul, quien se “fugó” a la Ciudad de México pese a los conflictos de la Comuna.
Los líderes sindicales Manuel Bonilla Carrillo y José del Carmen Urueta Moha dieron su opinión ante la ilegítima suspensión del líder de Corazón Valiente.
Después de dos días de manifestación pacífica en las inmediaciones del palacio municipal y diversas reuniones entre delegados, representantes y líderes sindicales, se acordó terminar con la protesta y proceder de manera legal contra las irregularidades de la Comuna: “Ahorita lo que vamos a tener que hacer es una asamblea, sesiones plenarias y todo lo necesario para que esta lucha se gane, hasta ahora compañeros no se ha perdido nada; al contrario, está empezando”, expresó el titular del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio de los Tres Poderes, Municipios e Instituciones Descentralizadas de Campeche (Sutpmidec).

CONVOCARÁN A ASAMBLEA
El líder exhortó a los trabajadores a estar pendientes de la convocatoria del sindicato para la próxima asamblea, donde se informará del cauce que llevarán las acciones que emprenderán para defender los derechos vulnerados de los trabajadores, reiterando el apoyo de los Tres Poderes a todos los trabajadores que así lo han necesitado.

ESTARÁN VIGILANTES
Por su parte, Manuel Bonilla Carrillo señaló que se ha agotado el diálogo y ante la falta de disposición del alcalde, se acordó regresar a sus centros laborales para integrarse a sus empleos con normalidad, pero siempre pendientes de la forma en que se manejen los directivos, ya que como ejemplo señaló a los trabajadores del Rastro Municipal, quienes continuarán con sus labores normales si es que las condiciones lo permiten.
Recalcó que todo será documentado para poder utilizarlo desde el cauce legal correspondiente, hablando específicamente de los malos tratos a trabajadores, así como cualquier otra situación que pueda ser utilizada para aclarar la situación de manera jurídica y evitar que se pisoteen los derechos de los trabajadores.
DOCUMENTO IMPROCEDENTE
El martes por la noche, el presidente municipal dio a conocer en redes sociales un documento firmado donde pide a la Subdirección de Recursos Humanos del Ayuntamiento la suspensión laboral del líder Bonilla como trabajador de la Comuna por infringir supuestamente el artículo 70 de la Ley Reglamentaria del Capítulo XVII de la Constitución política de los Estados Unidos Mexicanos en diversas fracciones del artículo 53, por lo que se le aplicaría dicho proceso administrativo disciplinario.
Ayer, se confirmó que el documento es improcedente por no tener el sustento legal al estar mal redactado, señalando una ley que no corresponde a los artículos y fracciones, ya que la que los contiene es la Ley Reglamentaria de la Constitución Política del Estado de Campeche, que actualmente no se encuentra vigente.
Asimismo, ésta debe ser notificada a los interesados para ser completamente legal, comentó Jesús del Carmen Collin Ávila, secretario de Asuntos Jurídicos del Sutpmidec, quien reiteró el total apoyo al titular del sindicato “Corazón Valiente” ante esta situación.
Bonilla Carrillo dijo que como líder sindical los únicos capaces de retirarlo del cargo es la base trabajadora que lo eligió, ya que este nombramiento está regido por Conciliación y Arbitraje a nivel federal.
Sin embargo, respecto a sus labores en el Ayuntamiento, retención de su quincena o despido definitivo, la cuestión se deberá atender por instancias correspondientes, ya que se le tendría que pagar todo lo que la ley estipula tras 35 años de labor, teniendo derecho a cerca de 2 millones de pesos.
Por su parte, el alcalde, antes de partir a la Ciudad de México por supuestos temas del Ayuntamiento pese a los grandes conflictos que atraviesa esta institución y la incertidumbre de toda la base trabajadora, señaló tajante que pese a no tener recursos, él pagaría a Bonilla lo que legalmente le corresponde por su despido: que serían dos millones de pesos. “Yo lo pago, si lo tengo que pagar yo, lo pago yo”, dijo sin especificar de dónde obtendrá los recursos.
Por último, advirtió que todo trabajador que siga al líder sindical tendrá un acta administrativa y se les descontará los días que participaron en la manifestación, pese a que ésta se realizó conforme a lo establecido en las leyes de trabajo.

Información: Ana Patricia Peña Uj