Itescam, listo para validar programas de resultados electorales del 2018

68
El Itescam está listo para servir como ente auditor de los programas que servirán para el conteo de votos en el próximo proceso electoral

A partir del 15 de marzo, el Instituto Tecnológico Superior de Calkiní (Itescam) trabajará como ente auditor de los programas de Resultados Electorales Preliminares (PREP) y el de Resultados de Cómputo Electorales (Precel), para lo cual ya están preparados 20 alumnos, 10 especialistas y un coordinador general cuya experiencia ha quedado de manifiesto en otros estados del país.
En entrevista exclusiva para Novedades Campeche, el doctor en Sistemas, José Luis Lira Turriza acompañado de algunos integrantes del equipo como Carlos Enrique Yam Caamal, Jayro Jesús Ku Salazar, Raúl Alfredo Chin Caamal y Jorge Carlos Marín Pérez, habló del trabajo que realizarán a partir del próximo jueves y hasta que concluya el trabajo del PREP y Precel.

¿Qué trabajo van a desarrollar en esta auditoría informática?
Trabajaremos en dos vertientes: primero auditaremos el software, y segundo, el espacio donde estará almacenado dicho programa, hacia ahí vamos a orientar la auditoría. Hay que revisar que el software funcione como lo pidió el Instituto Electoral del Estado de Campeche (IEEC) y luego dónde va a estar almacenado para que soporte la actividad que se va a realizar el día de las elecciones.
En el equipo unos se van a encargar de revisar que el software funcione bien y que no tenga nada extraño para el día de las votaciones, y otros van a corroborar que la infraestructura donde va a estar montado se encuentre correctamente.

¿Cuáles son los principales detalles que se encuentran en estos programas diseñados para el conteo rápido?
Como es conteo rápido, al menos en nuestra experiencia, más que los resultados es la percepción del ciudadano la que se debe cuidar porque al final los que tienen la última decisión son los consejeros; el programa como tal, lo único que va a hacer es publicar conteos rápidos o datos de la elección.
Uno de los principales problemas que podemos encontrar cae en las personas que capturan los datos, muy pocas veces el programa se equivoca, pero puede que un número no se vea correctamente o que un capturista ponga un número extra o no ponga un número.
¿Cuál es el primer paso a dar por ustedes para comenzar con la auditoría?
Cuando recibamos el programa el próximo 15 de marzo nos organizaremos para diseñar pruebas de acuerdo a cómo funciona; hacemos bancos de pruebas y los encargados de la auditoría las van realizando sobre el programa, lo que tratamos es que la salida de datos sea correcta, pero lo primero que debemos tener es el programa y saber cómo opera para poder hacer esas pruebas.

¿Realizarán simulacros?
Una vez que nosotros determinemos que el programa funciona correctamente, al final de las pruebas el IEEC realiza unos simulacros montando toda la infraestructura para el día de las elecciones con ejemplos. Ellos ya tienen sus propias bases que generan actas de pruebas, les hacen capturas y analizan los resultados; los simulacros son una segunda parte y nosotros lo único que hacemos es monitorear que el programa funcione bien en un entorno real.

¿Quién se encarga de supervisar el trabajo que van a estar realizando, a quién le rinden cuentas?
El IEEC tiene armado un Comité Técnico, cuya especialidad es en el área de Tecnologías de Información y en torno a cuestiones electorales, lo que hará es armar la estructura para que funcione todo de forma colectiva.
Sus integrantes tienen dos trabajos, primero es sacar la licitación para contratar a una empresa que dé el servicio; y segundo , contratar a una institución que valide lo que les va a entregar la empresa, lo cual beneficia al garantizar transparencia porque ellos no desarrollan el software y no lo pueden mover.
Nosotros nos coordinamos a través de informes, cada que hacemos una revisión lo reportamos al Comité que a su vez lo entrega a la empresa contratada, cuya responsabilidad es corregir o modificar lo que nosotros observamos.
Después, nos regresan el programa y revisamos que las observaciones se hayan realizado hasta que en definitiva no haya errores.

En su experiencia en otros estados, ¿cuáles son los errores más comunes?
No hemos encontrado errores que no hayan podido ser subsanados porque para eso es todo este proceso de auditoría; sí hemos encontrado en algún momento algo que no debió ser, por ejemplo, algún cálculo que no se entendió como debiera pero finalmente se resolvió.

¿Cuántos jóvenes y especialistas participan en el proyecto?
Vamos a utilizar 20 alumnos porque actualmente hay dos trabajos por realizar, el del IEEC y con el Instituto Electoral de Quintana Roo. Cada equipo es de 10 alumnos y está liderado por cinco personas que en su mayoría son doctores en Sistemas, que son Ingenieros en Sistemas o Licenciados en Informática con maestría en Tecnologías de la Información y Doctorado en Sistemas, es decir, todo su perfil está orientado a lo que se necesita y hablando de su experiencia profesional han trabajado en desarrollo de proyectos, de software y con nosotros en el pasado proceso electoral haciendo esta misma tarea.

¿Cómo vienen sus tiempos y en qué momento terminan la auditoría?
Empezamos el 15 de marzo, tenemos la responsabilidad de entregar el primer informe 15 días después, luego viene la respuesta por parte de la empresa, se maneja un límite aproximado de tres semanas para responder y después nosotros realizar otro trabajo de revisión de 15 días, en total tenemos tres meses para poder lograrlo antes del primer simulacro.

¿Qué papel desempeñan el día de la elección a partir de que empieza a funcionar el PREP?
Al inicio tenemos que dar fe de que el programa que revisamos en la institución es el que se está utilizando en ese momento; a través de una herramienta validamos, generamos un código que nos dice si es o no el programa, se hace una comparativa, se arranca y se asegura que la base de datos esté limpia y no tenga información almacenada previamente.
Un integrante del equipo estará presente en todo el conteo durante el cual nos pedirán que volvamos a validar el software para garantizar que no hubo modificación desde que arrancó hasta cierto momento y volvemos a hacer el mismo proceso.
El programa no debe variar, lo que cambia es la base de datos que incrementará la información, al final haremos la misma validación y cuando se cierre el conteo validemos que es el mismo programa, nuestro trabajo es observar que lo que se está utilizando es lo que nodotros dimos fe de que era correcto.

Información: Daniel Castillo