Inicia negociaciones para destrabar lío de tierras

36
Luis Antonio Che Cu.

Ana Patricia Peña Uj

El Líder del Frente Campesino Independiente “Emiliano Zapata” (Freciez), Luis Antonio Che Cu acudió ayer al Registro Agrario Nacional (RAN) para firmar una minuta y llegar a los acuerdos correspondientes sobre el inicio de trabajos y mediciones que se tendrán en diversas tierras en disputa del Estado, y pese a que fue invitada a esta reunión delegada en Campeche de los programas federales para el desarrollo, Katia Meave Ferniza, no asistió.
Desde el pasado 10 de abril el líder y agremiados al Freciez firmaron acuerdos con la autoridad federal para llevar a cabo, por cuarta ocasión, una serie de censos y estudios de diversas tierras ubicadas en Pomuch y Champotón que son un problema añejo y señalado como un conflicto en ‘tierra de nadie’, ante la falta de atención de las autoridades.
A puerta cerrada para los medios, el Freciez fue atendido por el director Jurídico del RAN, reunión sobre la cual, Che Cu expresó que se determinó iniciar este 24 de abril los trabajos de gabinete en relación al censo, mediciones y todo el trabajo que pudieran desarrollar en cuestión satelital hasta en tanto se les proporciona la seguridad que requieren para entrar a esa región a realizar los trabajos.
“Nosotros lo señalábamos ayer, en cuanto a la cuestión de la delegada que queríamos su presencia aquí, pero no estuvo, yo creo es una responsabilidad también de ella en virtud de problema que se ha suscitado” detalló.
Al aclarar que la delegada en Campeche de los programas federales para el desarrollo, Katia Meave Ferniza, no asistió pese a que fue invitada por ellos para participar en tan importante situación, por lo que se acordó que el día 8 de mayo se tendrá una nueva reunión para verificar los avances que se tengan en el tema, ya que el día 9 de todas las dependencias que los atendieron a nivel del subsecretario, en la ciudad de México van a estar en Campeche para ser testigos de estos trabajos.
Por último, recordó que están involucradas aproximadamente unas 4 mil personas entre posesionarios y ejidatarios de Pomuch y Champotón, en una superficie de aproximadamente 50 mil hectáreas que están en conflicto, por lo que urgía llevar a cabo estos trabajos para la regularización de la tierra.