IEEA refuerza acciones para reducir el rezago educativo

57

Por Lorena García / Foto: José D. Beytia

En lo que va de la actual administración, Campeche ha logrado reducir sus índices de rezago educativo al ser uno de los Estados que ha registrado gran efectividad en los programas, destacó el director general del Instituto Estatal de la Educación para los Adultos (IEEA), Gilberto Brito Silva. Informó que la meta para este 2018 es que más de 14 mil personas mayores de 15 años concluyan algún nivel de educación básica.
Explicó que tienen un presupuesto federal de poco más de 57 millones de pesos, en tanto que el recurso otorgado por el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA) asciende a 14 millones 747 mil pesos gracias a que tuvo un aumento del 25 por ciento y la aportación del Gobierno del Estado es de más de 18 millones de pesos, por lo que en total se ejecutarán cerca de 90 millones de pesos este año.
Recordó que el 2016 concluyó con un 32 por ciento de rezago educativo, mientras que el 2017, con el 30.7 por ciento. Sin embargo, aclaró que este índices cambian de forma constante porque mientras algunos adultos concluyen sus estudios, cada vez son más jóvenes los que abandonan la escuela regular por causas multifactoriales, entre ellas, problemas familiares o embarazos tempranos, pero luego buscan superarse a través de los servicios que ofrece el IEEA.
Destacó que se trabaja para atender a ese sector, mientras que otras dependencias llevan a cabo diversas acciones de forma coordinada para evitar que más personas abandonen las aulas.

¿Cuál es el avance que se tiene en Campeche en educación para adultos?
Terminamos el 2016 y empezamos el 2017 con un 32 por ciento de personas mayores de 15 años que se encontraban en una condición de rezago educativo, que se refiere a alguien que es analfabeta, que no ha concluido su primaria o su secundaria. Pero cuando una persona acredita cualquiera de estos niveles no quiere decir que ya salió del rezago, para esto tiene que haber acreditado su secundaria.
El rezago educativo es un flujo por las características en las que nosotros consideramos a alguien en esta condición, porque solo nos enfocamos en personas de 15 años en adelante.
A pesar de las acciones que se implementan cada año, en cada nuevo periodo entran más personas que a lo mejor tenían 14 años, pero al cumplir los 15 ya califican en los indicadores.

¿Cuántas personas se encuentran en esa situación?
En el 2016 se concluyó con 665 mil personas mayores de 15 años y el 2017 empezó con 677 mil, lo que representaba el 32 por ciento de ese sector de la población, pero ese año se concluyó con 30.7 por ciento. Es decir, hubo una disminución de 1.3 por ciento en el índice.
Ahora que arranca el 2018 tenemos otro número de personas que se integran a esta lista, así que vamos a reforzar las actividades. Actualmente nos enfocamos en el Programa de Certificación, cuando en el 2017 empezamos en julio o agosto.
También nos coordinamos con el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA) a fin de establecer una estrategia de incorporación o reincorporación para que quienes no concluyeron o no pasaron su examen puedan retomarlo.

¿Donde está la mayor incidencia?
Uno de esos municipios es Hopelchén, ya que una de cada dos personas se encuentra en condiciones de rezago educativo; Campeche y Carmen son los municipios que presentan menor índice, con 4 por ciento.
Después tenemos a Champotón y Escárcega, que son municipios con bastante población, donde nos esforzamos para disminuir el rezago.

¿Cuál es el objetivo para el 2018?
Para este año son 2 mil 334 personas que tenemos que alfabetizar, 3 mil 706 personas para que certifiquen su primaria y 6 mil 260 para que acrediten secundaria.
En la meta de nivel básico tomamos en cuenta esos números, tanto el modelo para la vida y el trabajo, el programa regular y el de certificación. Ambas estrategias manejan metas, pero en estas cifras van involucrados los dos programas.
También tenemos el reto de atender a mil 954 personas, por lo que en total se tiene una meta de 14 mil 254 personas que deben concluir un nivel, ya sea de alfabetización, nivel inicial, primaria o secundaria.

¿Cuál es el presupuesto para este año?
Para el 2018 el presupuesto del ramo 33 (el recurso federal) es poco más de 57 millones de pesos, mientras que del ramo 11 que es el presupuesto otorgado por el INEA, es de 14 millones 747 mil pesos, y el del Estado es más de 18 millones de pesos, por lo que se tiene cerca de 90 millones de pesos en total.

¿Cuánto personal tiene el IEEA para sacar adelante el trabajo?
El personal operativo consiste en 42 técnicos docentes, 36 enlaces regionales y más de mil asesores distribuidos en las 11 delegaciones municipales, en las 33 plazas comunitarias que tenemos, en los 31 puntos de encuentro y en los más de mil 500 círculos de estudios que estamos manejando. Además, contamos con trabajadores administrativos.
En octubre del año pasado tuvimos una jornada de cuatro días a nivel estatal, donde pudimos acreditar a más de 2 mil personas, que representó más del 15 por ciento de lo que hicimos en todo el 2017. Se realizó con apoyo de Prospera, entre otros aliados que son los que nos ayudan a reforzar.

¿Cuál era el índice de rázago a inicios de la actual administración y cómo está ahora?
Definitivamente ha bajado, cuando recibimos la administración el índice de rezago educativo estaba arriba del 33 por ciento y ahora va en un 30.7 por ciento. En el 2016, con el programa de certificación, se acreditaron más de 20 mil personas, mientras que en el 2017 más de 13 mil personas concluyeron un nivel y este año se prevé superar esa meta.
Actualmente el IEEA recibe respaldo importante, tanto del INEA como del Gobierno del Estado, para salir adelante. Estamos convencidos de que tenemos que reforzar tanto el personal operativo como las instalaciones.
Hace dos semanas hubo una reunión con el secretario de Desarrollo Social a nivel federal, donde se presentaron los avances del indicador social de rezago educativo en Campeche de 2016 al 2017, porque el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) hace sus estudios cada dos años.
En la población de 16 años o más sin secundaria hubo un avance del 143% para la meta establecida, y de 16 años o más, sin primaria, fue también del 143% en el Estado.
El Coneval maneja unos rangos de edad diferentes a los que manejamos nosotros, pero basándonos en los indicadores que ellos manejan, en ambos se alcanzó casi un 150 por ciento de efectividad del logro contra la meta que estaba programada.