Horario de Verano deja ahorro económico de $1,311 millones

49
Se recomienda a la población adelantar sus relojes una hora el sábado 31 de marzo antes de irse a dormir, con el fin de que al día siguiente reanuden sus actividades con el nuevo horario

Mañana domingo 1 de abril inicia el Horario de Verano en el país y por ello se han comenzado a emitir recomendaciones para que las personas de las entidades que participan en este programa gubernamental adelanten sus relojes una hora el sábado 31 de marzo antes de irse a dormir, con el fin de que al día siguiente reanuden sus actividades con el nuevo horario.
De acuerdo con la información proporcionada por la Secretaría de Energía, durante el Horario de Verano, que inicia el 1 domingo de abril y concluye el último domingo de octubre, se registra una mayor insolación en el país. Por ello, al adelantar una hora el reloj se reducirá el consumo de energía diario durante el periodo de máxima demanda de electricidad.
Según estudios del Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica (FIDE), con la participación de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y del Instituto Nacional de Electricidad y Energías Limpias (INEEL), su aplicación en el 2017 obtuvo ahorros en consumo de 885.70 gigawatt/hora (GWh) y una demanda evitada de 548 megawatts (MW), que equivale a diferir la inversión de una planta termoeléctrica convencional.
La cifra incluye los ahorros generados en los 33 municipios de la franja fronteriza norte que adoptan el Horario de Verano del segundo domingo de marzo al primer domingo de noviembre, con el propósito de facilitar la vida cotidiana de los residentes locales que tienen que cruzar de un lado a otro de la frontera por motivos laborales o escolares.
El FIDE señala que para dimensionar los beneficios, los 885.70 GWh serían suficientes para abastecer 571 mil casas habitación durante todo un año con un consumo promedio de 258 kilowatt-hora al bimestre (kWh/bimestre), o el equivalente al consumo de energía de 7.78 millones de lámparas fluorescentes compactas autobalastradas prendidas las 24 horas del día durante un año.
El ahorro económico en 2017 se estimó en mil 311 millones de pesos, al considerar un costo medio de la energía eléctrica de 1.4805 pesos por kilowatt-hora para los usuarios domésticos. Además, se evitó la emisión a la atmósfera de 402 mil toneladas de bióxido de carbono, principal contaminante del efecto invernadero.
Aunque desde que comenzó a aplicarse este programa gubernamental no se ha realizado un estudio detallado del ahorro por entidad federativa, se prevé que en la zona sur del país, donde en esta temporada se alcanzan temperaturas superiores a los 40 grados centígrados, el ahorro pudiera ser menor por el uso de equipos para la climatización.

SONORA Y QUINTANA ROO NO PARTICIPAN
En la República Mexicana el cambio de horario se aplica progresivamente por todo el territorio: primero en la zona horaria del Centro, una hora después en la zona de la Montaña, y por último en la zona del Pacífico. Sonora y Quintana Roo no participan en este cambio y tiene un solo uso horario durante todo el año.
Baja California y otras entidades fronterizas del norte de México se rigen por el horario de verano estadounidense, para no afectar las actividades comerciales que mantienen con las ciudades colindantes.
Las fechas del cambio de hora varían, pero 86 países aplican esta medida para regular el ahorro de energía eléctrica y aprovechar mejor las horas de sol. En México empezó en 1996, con la idea de evitar el desfase con Estados Unidos dos veces por año, ya que afectaba las operaciones financieras y los vuelos internacionales.
Al respecto, el Aeropuerto Internacional de Campeche “Ing. Alberto Acuña Ongay” emitió un comunicado para informar a los usuarios de la terminal aérea del cambio de horario aplicado para esta región del país, a fin de evitar que existan confusiones entre los visitantes que se encuentran en la entidad o desean llegar y salir de ella por la temporada vacacional.
Sin embargo, no todos los campechanos están de acuerdo con esta medida y aunque acatarán la decisión del Gobierno Federal, pidieron que se mantenga el horario como en Quintana Roo, donde desde el 2015 no se hacen las modificaciones al huso horario.
Aunque dijeron estar preparados para los cambios, el movimiento en las fechas del programa les genera confusión y los obliga a consultar para tomar sus previsiones, en particular para llegar a tiempo a sus centros de trabajo o no perderse salidas de autobús o vuelos.
Durante un sondeo realizado por Novedades Campeche, los ciudadanos externaron que no se ha reflejado un beneficio directo por este programa gubernamental que ya cumple 22 años. Señalaron que la energía que ahorrarán la invertirán en el uso de ventiladores y aires acondicionados por las temperaturas extremas que se sentirán en los próximos seis meses.
“Con el Horario de Invierno pagamos más por el consumo de la electricidad porque nos quitan el subsidio y eso afecta los bolsillos, pero afortunadamente las temperaturas bajaron y no fue tan necesario el uso del aire acondicionado. Pero ahora vamos a pagar más”, señaló Roberto Juárez, quien vive en el Fraccionamiento Palmas II.
Fabiola González y Luis Caamal señalaron en el Mercado Principal “Pedro Sáinz de Baranda” que su recibo de energía de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) llegó muy alto, por lo que se quejarán ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Información: Daniel Castillo / Fotografía: Humberto Cu