Grave, la violación de derechos en cárceles

9

A pesar de que se tienen avances en la atención que se proporciona a los indígenas internos en las cárceles de la entidad, todavía sigue siendo alta la violación a los derechos lingüísticos, señaló la presidenta de la Asociación Civil “Diálogo y Movimiento”, Artemia Fabre Zarandona.
“Es necesario corregir el registro de los censos de las cárceles, pues existe un número mayor de personas recluidas que pertenecen a alguna etnia, pero que por temor a la discriminación no se atreven a decirlo”, subrayó.
El estado, dijo, es muy particular porque ha recibido población migrante del país, fundamentalmente de Chiapas desde hace más de 30 años.
Añadió que Campeche es una entidad receptora de migrantes de toda la región de Calakmul y otras del territorio estatal, así como los guatemaltecos naturalizados mexicanos.
Fabre Zarandona dijo que aunque todavía se realizan estudios sobre el tema, no se ha encontrado ni un solo caso donde no se tengan violaciones en los procesos, tanto en el procedimiento, así como en los términos de pertenencia cultural.
Los indígenas recluidos desde que son sometidos a juicio para determinar su culpabilidad o inocencia sobre algún hecho delictivo, en la mayoría de las ocasiones, no se les respeta su derecho a un intérprete traductor, a una justicia expedita y a una adecuada y debida defensa.
Reconoció que se ha avanzado en esa materia, pues se ha observado mayor sensibilidad en los jueces al juzgar a algún interno indígena que requiere de un intérprete.