Al inaugurar el primer foro “Diálogo por el Federalismo y el Desarrollo Municipal”, región sur-sureste, el gobernador Alejandro Moreno Cárdenas pugnó por el fortalecimiento del federalismo económico que se vea reflejado en un mayor presupuesto público para responder con mayor eficacia a las demandas de la sociedad y sustentar, de mejor manera, la construcción de un clima de paz y armonía social en el país.

“Hagamos equipo, esto no es un tema ni de colores ni de partidos, es un tema de trabajo conjunto”, pidió Moreno Cárdenas ante la presencia del jefe de la Unidad de Gobierno de la Secretaría de Gobernación (Segob), Javier Guerrero García, representante de la titular de la dependencia federal, Olga Sánchez Cordero, y de más de 600 funcionarios públicos federales, estatales y municipales de Veracruz, Oaxaca, Guerrero, Chiapas, Puebla, Tabasco, Quintana Roo, Yucatán y Campeche.

Subrayó que los municipios cuentan con el reconocimiento constitucional y político, pero no con el económico, por lo que si alguna gran cruzada federalista tiene que hacerse es la de reivindicar las capacidades municipales no solo en los textos, sino en el campo de los hechos y las realidades.

“Ese orden de gobierno (municipal) no puede ni debe seguir en ese trance de ser la autoridad más cercana a los ciudadanos y no tener la capacidad financiera para hacerle frente a las demandas del pueblo y brindar los servicios públicos”, acotó en el Centro Internacional de Convenciones y Exposiciones “Campeche XXI”.

Indicó que mientras a nivel constitucional el municipio ha sido consolidado como un orden sólido de gobierno, en las haciendas municipales aún no se han fortalecido como debiera, y puso como ejemplo que en 1932 los municipios recibieron el mayor porcentaje de la historia de la distribución de recursos públicos con un porcentaje de 8.4 por ciento, pero 50 años después, en 1982, se les otorgó el mínimo histórico del 1 por ciento.

“Desde entonces y hasta la fecha el crecimiento ha sido tan lento que actualmente los municipios solo ejercen, aproximadamente, el 4 por ciento de los recursos públicos; por eso, si ya se logró a nivel constitucional lo que los municipios merecían, ahora es el momento que alcancen el nivel presupuestal que también merecen”, añadió.

Apuntó que el municipio es una de las fuentes esenciales de la gobernabilidad democrática de México, ya que en la medida que haya buenas calles, más agua potable, alumbrado público, mejor seguridad pública, se sustentará de mejor manera la construcción de un clima de paz y armonía social.

“Queremos lograr un país más federalista, objetivo que va muy a tono con el México que se quiere impulsar desde el Gobierno de la República, fortaleciendo las regiones que más necesidades tienen”, indicó el mandatario al considerar que éste debe ser el sexenio de los municipios en México.

Pues el presidente Andrés Manuel López Obrador, a lo largo de su trayectoria política ha recorrido prácticamente todos los municipios del país, “conoce sus realidades y sus retos, pero sobre todo ha comprometido toda su voluntad para apoyarlos”.

Al concluir su intervención, el titular del Ejecutivo estatal reiteró que es importante trabajar en equipo para diseñar e instrumentar políticas públicas conjuntas que permitan fortalecer el federalismo, asumir compromisos y dar respuestas a los mexicanos.

LO QUE HACE FALTA

Por su parte, el jefe de la Unidad de Gobierno de la Segob, Javier Guerrero García, subrayó la importancia de poner sobre la mesa temas de discusión que son vitales por los momentos relevantes de cambio y transformación que vive el país.

Dijo que el municipio ha sido un actor olvidado y marginado del debate nacional cuando es la célula básica de la sociedad, y por ende, está cerca de los problemas cotidianos de la población.

Ante ello, consideró que es importante incluirlos en los temas de seguridad, prevención y cohesión social, en aras de recuperar la armonía en las localidades.

Es pertinente analizar de forma prioritaria durante el foro, por una parte, la realidad actual de los municipios en cuanto a la precariedad financiera de la hacienda pública, la exigencia de servicios, el crecimiento desordenado de las urbes, las tareas de seguridad y la promoción del desarrollo económico de las comunidades; y por otra, la realidad vinculada a los nuevos fenómenos sociales y económicos como la migración, los derechos humanos, la fragmentación de la familia, la violencia intrafamiliar e inseguridad.

Clave, suma de esfuerzos

El coordinador del Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal (Inafed), Rafael Cortés Gómez, convocó a aprovechar el foro para intercambiar conocimientos, reforzar la colaboración y sumar esfuerzos para que los municipios mejoren, se genere paz social y se impulse el crecimiento.

Al dar la bienvenida a los participantes, el secretario general de Gobierno, Carlos Miguel Aysa González, expuso que este es un gran foro para integrar causas comunes que conlleven a fortalecer con orden la vocación de gobierno y de servicio.

Agregó que el federalismo y el desarrollo municipal exigen un genuino interés por explorar nuevos rumbos para servir mejor a la ciudadanía, por ello hay que valorar los esfuerzos y alcances que se han logrado, sin perder de vista que aún falta mucho por hacer.

En el evento inaugural estuvieron presentes panelistas del foro, entre ellos, el ex secretario de Gobernación y ex gobernador de Oaxaca, Diódoro Carrasco Altamirano; el ex gobernador de Puebla, José Antonio Gali Fayad; el secretario general del Consejo Nacional de Población (Conapo), Carlos Javier Echarri Cánovas, y el auditor especial de desempeño de la Auditoría Superior de la Federación, Agustín Caso Raphael.