Gestionan seguro catastrófico por la sequía en Los Chenes

13

La sequía ya afecta seriamente al 50 por ciento de los más de 6 mil agricultores de la región de Los Chenes, por lo que buscarán activar el seguro agrícola catastrófico.
Ayer acudió a Palacio de Gobierno el alcalde de Hopelchén, José Ignacio España Novelo para plantear la gestión de los productores agrícolas que se han visto impactados por la sequía.
En entrevista, el edil chenero declaró que la Secretaría de Desarrollo Rural (SDR) hizo un levantamiento de las hectáreas de las superficies siniestradas para hacer efectivo el seguro catastrófico.
“Nada más es cuestión de activarlo, aunque lleva un procedimiento que tiene su tiempo y esperemos que se pudiera realizar lo más pronto posible”, expuso.
“Hay esperar la autorización del recurso, porque hay que tomar en cuenta que es cierre de ejercicio fiscal por cambio de gobierno, pero esperemos que todo se dé en buenos términos, a favor de los productores”, añadió.
Lamentó que se presente en forma intensa la sequía, aún cuando empezaron las lluvias ya hay algunas cosechas que se perdieron.
Dijo que son considerables las afectaciones, por lo que se reunirán las autoridades de la Dirección de Desarrollo Social de la Comuna y la SDR para agilizar el seguro agrícola catastrófico de los productores, pues la situación es intensa.
Los cultivos afectados son la chihua, de la cual se perdió gran parte (fue lo primero que sembraron los labriegos), también hay pérdidas de maíz y soya tradicional.

EQUIPAMIENTO HIDRÁULICO
Informó que con el respaldo de la Comisión Nacional de las Zonas Áridas a través del programa de Uso Sustentable de los Recursos Naturales para la Producción Primaria, en su componente de Conservación y Uso Sustentable de Suelo y Agua, la delegación de la Sagarpa entregó equipamiento hidráulico a beneficiarios de la comunidad de Pach Huitz, por un monto de inversión de dos millones 207 mil 881 pesos.
Dijo que el objetivo fue apoyar a los productores agropecuarios de regiones con poca reserva de agua.
Manifestó la importancia de invertir en infraestructura que impulsa el desarrollo de obras orientadas a la conservación y recuperación de tierras, la captación, conducción y almacenamiento del agua de lluvia y lo que genera aprovechamiento racional de los recursos ambientales.
Comentó que la obra consiste en una olla de captación de 45×45 metros, con 3.50 metros de profundidad; dos tanques de concreto de 23 metros cúbicos, 975 metros lineales de tubería de conducción y una caseta con motobomba de 14 caballos de potencia.