Frentes fríos benefician a apicultores del Estado

36
Se prevé que cada pequeño productor recolecte hasta tres tambores con miel por hectárea

Los frentes fríos que se han sentido en la entidad campechana han sido beneficiosos para los apicultores, consideró el presidente del Consejo Supremo Maya (CSM), Marcelino Chan Ehuán. Prevé que se recolecten hasta tres tambores con miel por hectárea.
A diferencia de otros años, cuando se ha registrado frío seco en la entidad, en esta ocasión la humedad de los temporales ha mejorado la floración de los campos apícolas.
Reconoció que los apicultores son quienes más notan los impactos del cambio climático, sobre todo cuando se registran heladas, así como prolongadas sequías.
Aseveró que el cambio climático es un riesgo actual y futuro para la producción, porque cuando es severo provoca cambios en los patrones de floración de las plantas, debido a alteraciones en las temperaturas, precipitaciones tras sequías y pronunciados cambios en la temperatura.
Agregó que la mayoría de los productores atribuye esos cambios a la degradación ambiental de su entorno, por lo que están conscientes de que hay que evitar dejar los envases de agroquímicos en las superficies apícolas.
“Pero ahora la humedad y el frío no ha sido tan severo como en otros años, cuando se ha presentado frío seco, por lo que está viva la flor, genera humedad y eso es oportuno para que las abejas produzcan la miel”, expuso.
Consideró que fortalecer la capacidad de producción a nivel de la plantación, mediante la mejora de infraestructura, reforzaría la forma de enfrentar al cambio climático porque ayudaría a la provisión permanente de néctar para las abejas.
Afirmó que la recolección será buena, la cual se realizará a principios de febrero próximo y concluye en mayo.
Por otra parte, dijo que la soya transgénica representa un serio peligro para la actividad y ante esa situación, los apicultores de la región de Los Chenes han alzado la voz para no permitirlo.
“Hay que cuidar el ecosistema, trabajar por el mejoramiento de la tierra, la producción de miel y la supervivencia de las colmenas y abejas”, concluyó.