Falta madurez política para lograr acuerdos

22

Es evidente que al alcalde, o no le interesa la huelga o está muy estresado con el tema, señaló el diputado José Luis Flores Pacheco, coordinador parlamentario de Morena en el Congreso del Estado.
Dijo que los campechanos no pueden verle otro significado al video en el que sale aplicándose un facial, o realizando otras actividades, en vez de sentarse a dialogar con la base trabajadora.
En entrevista, indicó que el artículo 925 de la Ley Federal del Trabajo establece cuáles son los procedimientos a seguir en caso de huelga, y también cuáles son los servicios públicos básicos con los que el municipio debe contar para funcionar bien.
Consideró que si no se ha logrado un acuerdo en el tema, se debe a la falta de madurez política y al exceso de ego.
“Sin embargo, la ley también es clara, se tiene que respetar el derecho a huelga y en este artículo que menciono se detalla que hay servicios básicos que aunque exista una huelga no se pueden suspender. Los hechos que se han dado en esta huelga, así como la violencia es una falta de madurez política a lo mejor de ambas partes, porque se han estado dejando llevar mucho por sus egos”.
Aclaró que el presidente municipal no puede huir o esconderse; por el contrario, debe actuar y llegar a un arreglo que beneficie al municipio, “pues el actuar de un gobernante es buscar soluciones, mientras que el de un sindicato es defender sus derechos”.
“Muchas veces sabemos que no todo lo que pidan se va a cumplir, pero ahí es donde entra el diálogo, la conciliación, las ganas de resolver los conflictos, de ser políticamente correctos, entonces si se siguen enganchando en este mar de egos, en esta insensibilidad de ambas partes, será un tema de nunca acabar y el que tiene que dar el primer paso por obligación es el presidente municipal”.
Dijo que “lo que es conforme a la ley” se debe de respetar, pues no se puede pretender quitar derechos que ya están ganados, y en su caso analizar si presupuestalmente se puede otorgar los beneficios que están solicitando los trabajadores sindicalizados, “pero para eso se necesita madurez, y mientras no exista, los ciudadanos son los que pagan los platos rotos”.