Extiende el IEEA sus servicios a los niños

8

El Instituto Estatal de Educación para los Adultos (IEEA) no solo atiende a adultos mayores sino también a jóvenes y niños que se alejaron de sus estudios por motivos fuertes, como la alta marginación. “El objetivo de esta institución está en atender el rezago educativo y el analfabetismo”, aclaró Gilberto Brito Silva el director del IEEA, y en ese sentido es que brinda atención educativa a dicho sector de la población.
Comentó a los medios de comunicación que este ha sido un tema difícil de cambiar en las mentes de los campechanos, quienes tal vez no se acercan a la institución por pensar que el IEEA no puede recibir a niños y enfatizó que se atenderá todo caso de analfabetismo.
“Atendemos niños desde 10 hasta los 14 años en una condición de analfabetismo o de que no hayan concluido su primaria, de 15 años en adelante, que no hayan terminado su primaria y quisiera que quedara claro para toda la población que no somos un instituto exclusivo para personas adultas mayores, aunque así tengamos el nombre, con el paso de los años hemos modificado los programas que tenemos y actualmente estamos atendiendo jóvenes”.
Uno de los problemas más frecuentes es que muchachos en condición de rezago educativo no se acercan porque desconocen la cobertura que se les puede brindar de ahí que el director del IEEA hiciera el llamado a la gente para que, en caso de tener o conocer un caso de este tipo, acercarse a las instalaciones de la dependencia estatal y darse la oportunidad de conocer más del tema.
El pasado viernes arrancó la Segunda Jornada Nacional del IEEA para certificar a personas que ahora no solo tienen la capacidad de leer y escribir, sino también de comprender y ser competentes.
La jornada concluyó el domingo, pero aún se está el proceso de calificación y posteriormente se dará una cifra final.
“La jornada se inició con 650 personas alfabetizadas y en un previo podemos decir que en tres días hemos concentrado a 260 más que estarán recibiendo su constancia final”, dio a conocer.