Estrategias sociales, a favor de los jóvenes

52
Operación Felicidad y Diseña el Cambio son estrategias que marcan el buen desarrollo de los adolescentes.

A menos de un mes de concluir el 2017, la Secretaría de Educación del Estado (Seduc) ha realizado con éxito los programas que involucran a los jóvenes y a sus padres, por ello se espera que para el próximo año se repliquen las estrategias Operación Felicidad y Diseña el Cambio que han mejorado el autoestima de los niños y adolescentes.
Lo anterior fue dado a conocer en entrevista por Lidia Berrón Osorno, directora del departamento de Participación Social de la Secretaría de Educación, quien destacó que diversas estrategias se pueden lograr resultados positivos a favor del desarrollo de la población juvenil, sobre todo por estar expuesta a muchos peligros.
“Como resultado de Operación Felicidad se han diseñado otros concursos creados por los mismos jóvenes que son canto, pintura y fotografía. Una de las cosas que promovimos con los jóvenes fue que tuvieran un tripié en su vida compuesto por el arte, el deporte y el desarrollo personal y conocimiento, lo que además nos ayudará a darle mayor sentido a su vida”, expresó.
Lo bueno de estos programas, es darse cuenta de la iniciativa de los jóvenes en gran medida gracias al apoyo de sus padres, a quienes pidió seguir apoyando las aspiraciones de sus hijos para que cumplan su objetivo de vida y se alejen de los vicios.
Berrón Osorno recordó que en Operación Felicidad los mismos estudiantes escribieron las letras de sus canciones, logrando incluir a jóvenes de 13 escuelas secundarias en un grupo que a futuro pretende unir más planteles.
Aunque la premiación de los estudiantes fue el pasado 15 de diciembre, las acciones no concluyen ahí, pues trabajan en la organización de diversos programas que implementarán el próximo año.
Cabe destacar que en Operación Felicidad se tuvo un total de beneficiados aproximado de dos mil 600 jóvenes, y en Diseña el Cambio se recibieron 285 proyectos en todo el Estado, cada uno de ellos conformado por cinco alumnos y un maestro.
“El objetivo es que exista participación social y qué mejor que se dé en estas condiciones de cambio, en una entidad donde se trabaja desde la raíz para educar mejor a los niños y jóvenes”, concluyó.

Información: Adriana Quijano García