Estancias infantiles no se dan por vencidas

23
En conferencia de prensa, las directoras y coordinadora expresaron su lucha por el bien de los niños y madres trabajadoras

Anabel Martínez Torres

Ante el cierre de algunas estancias infantiles que a partir de las nuevas reglas de operación anunciadas por el Gobierno Federal se han convertido en particulares, propiciando el ausentismo de por lo menos el 50 por ciento de la matrícula estatal, la coordinadora en Campeche, Susy Blanquet Caamal, anunció la creación de una Coordinación Estatal de Estancias para la gestión de recursos que les permitan subsistir atendiendo a la población de primera infancia.
En conferencia de prensa y acompañada de un grupo de directoras, señaló que hasta el momento se han sumado 44 estancias infantiles que hasta diciembre pasado operaban con el subsidio federal, atendiendo a más de 5 mil niños en el Estado, por lo que ahora como coordinación gestionarán apoyos para continuar con su labor al frente de las aulas desde su nueva posición.
“Necesitamos que los tres órdenes de Gobierno nos escuchen y se sienten a dialogar con nosotros de manera organizada para poder sacar adelante esta problemática que tenemos, en donde se ven afectados los niños que se han quedado sin escuela. Hasta el momento, nos hemos sumado 44 estancias y estamos haciendo la invitación para todas aquellas que así deseen hacerlo y luchemos por un bien común, evitando más cierres de estancias, ahora particulares”.
La propuesta de la Coordinación de Estancias Infantiles se define en tres vertientes: la participación de los tres órdenes de gobierno para atender esta demanda, consecuencia de las políticas públicas federales; la creación de programas estatales y municipales en apoyo a la primera infancia y la cooperación de diputados para aprobación eficaz y eficiente de las propuestas que los órganos estatal y municipal pudieran hacer.
“Hacemos un llamado respetuoso al Gobierno del Estado, a los Ayuntamientos, legisladores y sociedad civil organizada para que en la brevedad posible podamos establecer las mesas de diálogo que permitan asumir responsabilidades compartidas para resolver esta demanda social. Estamos luchando por un bien común, por los niños, por los padres trabajadores y por nuestros trabajos”.