Estado, a la vanguardia en el manejo de incendios forestales

105
Román Gómez Flores Enlace de Incendios Forestales de la Conafor en Campeche

Daniel Castillo

La Comisión Nacional Forestal (Conafor) informó estar lista para instalar los campamentos temporales, que habitualmente pone en servicio durante la temporada de incendios forestales, una vez culminado el programa de capacitaciones para los grupos de protección civil municipales.
Román Gómez Flores, enlace de Incendios Forestales de la Gerencia Estatal de la Conafor, quien señala que actualmente no se tienen incendios forestales activos, aunque sí se tuvo que controlar un par de ellos en el mes de febrero, los cuales fueron atendidos por el equipo técnico especializado.
En su oportunidad, las brigadas implementaron estrategias apropiadas que permitieron combatirlos de manera adecuada en el municipio de Calakmul, dentro de la Reserva de la Biósfera de Balamkú, el primero de ellos en la zona de la laguna conocida como El Teniente, con 298 hectáreas de pastos naturales afectados, y el segundo a una distancia de cuatro kilómetros de ese lugar, se afectó una hectárea de selva baja.
Parte importante de las acciones que coordina la Conafor en esta temporada es la capacitación a los Comités de Protección Civil de los municipios, por lo que el año pasado se realizó un análisis para poder trabajar antes de que se presentara el cambio de Administración Federal, para poder cumplir con el calendario establecido.
“Nos dimos a la tarea en el mes de octubre de realizar un taller de inducción dirigido a los 11 Ayuntamientos del estado donde se les otorgaron los principios básicos del combate de incendios forestales, en el cual también se les entregó un paquete de herramientas manuales especializadas para atacar los incendios”, señaló.
Dijo que hasta el momento han tenido muy buena respuesta por parte de todos los municipios, sobre todo cuando han tenido algunas emergencias, y aunque no han sido incendios forestales, sí se han atendido incendios agropecuarios o quemas autorizadas que se han salido de control por mal manejo.
Gómez Flores destacó que actualmente están trabajando en una nueva capacitación para las brigadas de Protección Civil municipales, pues desde principios del mes de marzo se han recibido solicitudes para cursos que fortalezcan las capacidades técnicas de todos los integrantes del grupo.
En este caso, se está estableciendo ya una agenda de trabajo a fin de que todos los Ayuntamientos tengan estos talleres y los campamentos que se estarán habilitando no se queden sin gente que pueda atender alguna emergencia que se pudiera presentar mientras están en capacitación.
El enlace de la Conafor reveló que de acuerdo a lo establecido en la nueva Ley General de Desarrollo Rural Sustentable dice que en caso de incendios forestales los primeros en actuar deben ser los dueños de los terrenos, los ejidos, las localidades o los encargados de las áreas naturales protegidas.
“Posteriormente si el combate del incendio sobrepasa sus capacidades técnicas, deben hacérselo saber al municipio y, si tampoco tuviera la capacidad, debe intervenir el Estado y posteriormente la Federación, a través de nosotros, para que trabajemos de manera coordinada y se ataque eficazmente el incendio.
La misma ley señala que la Conafor es la encargada de hacer el ataque ampliado en la atención de los incendios forestales.
“Precisamente, para esta temporada se tiene programada la instalación de seis campamentos temporales los cuales estarán localizados en los municipios de Hecelchakán, Hopelchén, Calakmul y en Candelaria, en zonas estratégicas donde habitualmente se presentan los incendios”, expuso.
Román Gómez comentó que el uso del fuego siempre es un riesgo, por lo que han tratado de llevar las actividades de extensionismo a las comunidades, donde les otorgan los consejos y herramientas necesarias para poder hacer una quema satisfactoria, además de que se les exhorta a estar pendientes de las alertas sobre puntos de calor.
“En esta temporada el sistema de alerta temprana nos ha ayudado mucho porque hemos detectado que hay muchos puntos de calor en el estado. Esto indica que hay presencia de fuego, por lo que nosotros estamos dando seguimiento para ver cómo va evolucionando y actuar de manera inmediata en caso de que se salga de control”, finalizó.

Clima, principal desafío
Recordó que en el 2017 se presentaron incendios a finales de febrero, adelantándose a lo que normalmente están acostumbrados en el Estado, pues a pesar de que la temporada es del 16 de enero al 31 de julio, que es el periodo crítico en la Península, Conafor normalmente comienza a actuar a partir del mes de marzo.
Actualmente las condiciones climáticas no son favorables, pues al ser días muy calurosos con mucho viento que es un factor para que el fuego se propague a gran velocidad y con la gran cantidad de combustibles que hay en la zona facilita su evolución y ahí es donde se debe tener especial cuidado con las quemas agrícolas.
El 99 por ciento de los incendios forestales son causados por el hombre, por el uso irresponsable del fuego.
Cuando se trata de agricultura, la recomendación antes comenzar de iniciar una quema, es realizar las guardarrayas, pues la falta de éstas ha sido la principal causa de que los incendios se salgan de control; también provocan incendios las quemas para cacería furtiva.
En el caso de los incendios que se presentan en los terrenos fronterizos con los estados de Yucatán o de Quintana Roo, se trabaja de manera coordinada, en caso de que el fuego llegase a traspasar la frontera, existe un protocolo interestatal, en el cual, la dependencia más cercana al incendio es la primera que lo atiende.
En la zona limítrofe, Pronatura Península de Yucatán es un aliado pues tiene un programa de acción regional con el cual coordina a los tres estados, donde constantemente hay comunicación para acciones preventivas, equipamiento de brigadas, estrategias, y posteriormente para poder planificar las tareas del año que sigue.
Pronatura es integrante del Grupo Técnico Operativo del Estado de Campeche que ha venido a reforzar el tema del combate a incendios, que es un tema que no solo le corresponde a la Conafor sino a los tres niveles de Gobierno.