Estacionarse en lugar prohibido, la falta más frecuente

9
Este vehículo está estacionado en un lugar no permitido, lo que viola la Ley de Vialidad vigente en el Estado

Aunque se ha logrado mucho en materia del respeto de la Ley de Vialidad, es necesario continuar la labor de concienciación de la población, destacó el director de Vialidad de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Campeche (Sspcam), Dimitri Antonio Molina Castillo, al agregar que en el Centro Histórico de la ciudad capital una de las infracciones más frecuentes es estacionarse en lugares prohibidos.
El jefe de Vialidad cita otras violaciones: autos en franjas amarillas, la doble fila, conducir alcoholizado (principalmente ocurre durante los fines de semana), no respetar los cajones reservados para las personas con discapacidad, y aunque ello se debe en parte a la falta de estacionamientos, en un 75 por ciento es por carencia de cultura.
“Hoy día la realidad es que la gente debe poner de su parte, tenemos operativos activos no solo en el área del centro de la ciudad y barrios populares, sino en distintos sectores, pero ésta es una problemática exclusiva del centro”, expresó el funcionario.
Según las cifras con las que cuenta la Dirección a su cargo, el año pasado se cerró con 23 mil infracciones por diversas modalidades y a tan solo semanas de que concluya el 2018, se espera que al cierre de las estadísticas se cuente con un número menor.

Dimitri Antonio Molina Castillo

¿DÓNDE ESTÁN LOS AGENTES?
Agregó que durante el día, los oficiales de la Dirección de Vialidad se enfocan en los planteles escolares, en donde auxilian a los padres de familia y al resto de los vehículos a circular con facilidad, como parte de las acciones de apoyo.
Por la noche se concentran en otro tipo de operativos, como el de alcoholimetría, que se ha trabajado por instrucciones del titular de la Sspcam, Jorge Argáez Uribe.
Señaló que se intensificarán las revisiones de documentación, alcoholimetría y velocidad, con el fin de mantener al margen a los automovilistas. Por ello, exhortó a la ciudadanía a que cumplan con la ley.

POLIS, LOS ‘MALOS DE LA PELÍCULA’
“Ser oficial de Vialidad, aunque se ve fácil, no lo es”, señala uno de los elementos activos de la ciudad, quien desde hace 24 años se dedica a la labor de orientar a los automovilistas.
El oficial Juan –como pidió ser nombrado– a diario inicia su día desde las cinco de la mañana para estar puntual en donde le corresponde hacer su labor, aunque asegura que es un trabajo de rutina, pocas veces es bien reconocido y valorado por la ciudadanía.
En una charla con Novedades Campeche, mientras coloca los conos naranja para delimitar el espacio que no deben usar los automovilistas, el agente, quien porta su uniforme blanco con azul y su insignia, dice que aunque la gente percibe únicamente su forma de mover los brazos y el silbato con el que refuerza su labor, pocos notan los esfuerzos que hace por desempeñar un buen trabajo.
Agrega que en más de dos décadas, pocas personas han reconocido que el oficial de vialidad es una parte fundamental para que la ciudad funcione mejor. “Siempre se nos conoce como los malos de la película”, añade el oficial mientras se rascaba la cabeza para explicar la importancia de su labor, “pero pocas veces se nos valora como elementos policiacos”.
Considera que uno de los principales retos con los que lucha todos los días es la conciencia de la población, que afirma es casi nula, ya que la mayor parte de las infracciones que realizan al día es por no respetar los espacios prohibidos.
“Para la gente es más fácil estacionarse justo en frente del lugar al que van –aunque sea una línea amarilla– y reconocer que tienen la culpa; hay ocasiones que a pesar de los exhortos que hacemos, la gente prefiere ignorarnos”, finaliza.

Durante estas fechas se intensificarán las revisiones de documentación, alcoholimetría y velocidad

DETALLES DE LA LEY
La Ley de Vialidad, Tránsito y Control Vehicular del Estado de Campeche, en su título octavo, contempla que para la imposición de las sanciones derivadas de la trasgresión de las disposiciones en materia de tránsito y control vehicular, los agentes de tránsito procederán en la forma que establezca el reglamento de esta ley.
Las infracciones serán determinadas por la autoridad vial, dependiendo de su gravedad, mediante amonestación; retiro de la circulación del vehículo, mediante su aseguramiento y posterior retención en los lugares destinados para tal efecto por la autoridad de tránsito; sanción económica, por un importe de cuatro a cincuenta días de salario mínimo general diario vigente en la capital del Estado, y cancelación o suspensión de la licencia o permiso para conducir.
Tratándose de multas consistentes en la amonestación, retiro de la circulación de vehículos e imposición de sanciones económicas, serán impuestas por los agentes de tránsito que conozcan de las infracciones que den lugar a su imposición. Lo anterior, de conformidad con el Reglamento de esta Ley o las disposiciones municipales correspondientes.
Cuando la sanción económica no pueda ser cubierta ni exista forma de asegurar su importe, se conmutará por arresto que no podrá exceder de 36 horas. A propuesta del infractor, las autoridades podrán sustituir el arresto por trabajos en beneficio de la comunidad, en los términos fijados por el reglamento o los bandos municipales respectivos.
La cancelación o suspensión del permiso o licencia para conducir será impuesta por la autoridad vial, previa audiencia del infractor.
Las multas se aplicarán sin perjuicio de las causas de remisión de unidades a los depósitos vehiculares y la responsabilidad civil o penal que resulten de la comisión de la infracción.
La elaboración del catálogo de sanciones aplicables corresponde a los municipios y en la capital del Estado a la Secretaría de Seguridad Pública, quienes los publicarán en el Periódico Oficial del Estado.