Energías renovables afianzan el desarrollo económico del Estado

39
Ricardo Ocampo Fernández

Con el impulso de proyectos sobre energías renovables se conseguirá empoderar a los productores y consumidores sociales de la entidad, consideró el secretario de Desarrollo Energético Sustentable (Sedesu), Ricardo Ocampo Fernández.
El titular de la Sedesu expuso que con ello se pretende garantizar la generación de beneficios económicos, por parte de las empresas productivas del Estado y además se buscará reducir la quema de gas natural en los procesos de extracción de hidrocarburos.
“Entonces con las energías renovables se trabaja en estrategias particulares, tal como garantizar su desarrollo, empoderar a los productores y consumidores sociales, además del impulso y aprovechamiento de conocimientos científicos y tecnológicos para poder satisfacer precisamente las necesidades sociales”, señaló.
Aseguró que lograrlo será posible con el impulso de las energías renovables, como motor justamente para el desarrollo del campo, así como abatir la marginación y pobreza energética y fomentar modelos para el acceso a dichas energías.
Ocampo Fernández dijo que el gobierno federal ha refrendado su compromiso de incentivar el uso de esas energías con el uso de infraestructura de la administración pública, así como rehabilitar las plantas hidroeléctricas del país e reindustrializar al país con las energías renovables.
“Para ello se tendrá que formar y entrenar jóvenes con pensamiento ético para desarrollar tecnologías de energías renovables e impulsar programas de transición cultural, inclusive de fomentar programa del uso eficiente de la energía, y con ello lograr reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, empleando energías solares”, expuso.
Manifestó que existe el compromiso de conjuntar acciones para establecer programas de energías basadas en minerales para avanzar en nuevas formas de producción y almacenamiento y promover esquemas de aprovechamiento de energía en los centros de consumo.
Añadió con las líneas de acción bien establecidas, se avanzará hacia un desarrollo energético sostenible y sustentable, que garantice el futuro de la entidad y de todo el país, como en general lograr una nación competitiva.
“El gobierno federal aseguró que la energía es un derecho que está garantizado en el plan de desarrollo hacia el 2024 y sentará las bases para el desarrollo y el bienestar de las entidades federales y todo el país”, finalizó.