Endurecerán formatos de inspección para reducir riesgos en los negocios

54

“Que quede claro, Protección Civil lo que busca es que se proteja la vida”, aseveró el titular de la Unidad de Protección Civil Municipal, Galo Alonso Barrancos, tras anunciar que para el 2018 ampliarán y endurecerán los formatos de inspección para reducir los riesgos externos.
En entrevista para Novedades Campeche el funcionario informó que a partir del próximo año los más de 4 mil negocios registrados en el padrón que posee el Ayuntamiento de Campeche, aunque sean de bajo riesgo, serán examinados para verificar que cumplan con las normas en la materia.

¿Cuáles son los cambios que prevén aplicar?
Durante el 13 y 14 de diciembre todo el personal de Unidad de Protección Civil Municipal tuvimos reuniones de trabajo. El primer día fue con gente del área de Inspección, que es la responsable de ver que todos los establecimientos, sin excepción ya sean de alto o bajo riesgo, cumplan con lo que marca el reglamento y la ley.
Se están modificando los formatos de inspección porque necesitamos agilizar los trámites pero hacerlo correctamente, no quiere decir que estén mal pero es necesario mejorar esos entornos.
La finalidad es reducir los riesgos externos. Esto involucra que aún cuando el negocio sea por ejemplo una tienda de abarrotes, en sus alrededores podría estar una gasolinera, tortillería o cualquier otra cosa que pueda generar un peligro en la zona, así que el entorno de ese local pasa a ser de alto riesgo.
Lo anterior no quiere decir que represente un peligro latente, sino que podría ocurrir algo debido a la situación en la que está su entorno.

¿Qué implica este cambio de formato?
Antes no se hacían revisiones en los establecimientos de bajo riesgo, pero queremos anunciar que a partir del 2018 todas las empresas, sin excepción, serán revisadas. Esto significa que aquellas que tienen giro de alto riesgo serán visitadas como es normal, pero también las de bajo riesgo.
Esto se debe a que hemos detectado algunos negocios pequeños que a pesar de tener un giro de bajo riesgo, su entorno es completamente lo opuesto. Ejemplo de ello son algunas tiendas en donde también se vende comida casera que es preparada en ese mismo lugar, lo que las convierte de alto riesgo por el simple hecho de contar con estufa, tanque de gas y neveras, además de que a veces tienen malas condiciones de electricidad.
En ocasiones la población piensa que queremos perjudicarlos pero no, que quede claro, lo que busca la Unidad de Protección Civil Municipal es que se proteja la vida de los campechanos. Eso requiere que los negocios tengan instalaciones eléctricas bien adaptadas porque eso conlleva a una mayor seguridad.

¿Cuáles están obligados a ser inspeccionados?
Todo aquel negocio que tenga Licencia de Funcionamiento está obligado a venir primero a la Unidad de Protección Civil Municipal. La Dirección de Desarrollo Económico jamás entregará ese documento sino llevan primero una constancia de nosotros, así se maneja.
La otra parte del trabajo que estamos realizando es el área de Operaciones, aquella que llega de forma inmediata ante cualquier llamado de emergencia al Centro de Control, Comando, Comunicaciones, Cómputo y Coordinación (C5), pero que también es la que se encarga de revisar los dictámenes de riesgo que hay, ya sea en una escuela o en una casa. Inclusive, son los que atienden los temas de inundaciones y limpieza de alcantarillado.

¿Cuántos son inspeccionados al año?
De alto riesgo estamos revisando alrededor de mil 500 o dos mil negocios al año.
Todas estas acciones conllevan una remuneración, hay una recaudación de casi 2 millones y medio de pesos por las revisiones de alto riesgo, pero aparte tenemos ingresos por llevar a cabo este trabajo en los de bajo riesgo. En total, tenemos una percepción de alrededor de 3.5 millones de pesos.

¿Qué se revisa?
Que el inmueble esté en buenas condiciones, que cuenten con salidas de emergencia, que las conexiones eléctricas estén en buen estado, que los tanques de gas LP no representen un riesgo y que cuenten con extintores, además que se checa el programa interno de Protección Civil, entre otras cosas.
¿Qué se busca con estas medidas?
Lo que queremos es llevar un registro de los llamados de emergencia en los que intervenga Protección Civil, así como de los simulacros. Por ejemplo, en los últimos tres meses se han realizado cerca de 20.
La meta para el próximo año es que se realicen más acciones de ese tipo, porque obligaremos a las gasolineras a que hagan su simulacro y se involucrará a las dependencias federales, estatales y municipales.

¿Cuántas recomendaciones se han hecho tras las inspecciones realizadas hasta ahora?
Hasta ahora se han registrado como 200 recomendaciones, pero es muy poco lo que se ha observado, sobre todo en los negocios de nueva apertura como restaurantes y hoteles. Lo más relevante es que una gasolinera prácticamente cumplió con todo, salvo con una señalética.
El programa interno de Protección Civil también es fundamental para que las empresas puedan funcionar, por ello es que de enero a mayo debemos haber revisado el total de los negocios para asegurarnos que han cumplido con este requerimiento.