Empresas deben evitar errores en precios de sus productos

14

Por: Adriana Quijano García / Foto: Humberto Cu 

Aunque reconoció que algunos campechanos se aprovechan de errores publicados en ofertas por las empresas para su propio beneficio económico, el delegado federal de Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Rafael Montero Romero advirtió que es responsabilidad de las compañías vigilar que esas equivocaciones dejen de ocurrir.
Reiteró que una vez que el precio de un producto ha sido publicado éste debe respetarse, sea la cantidad que sea, ya que así lo indica la ley; de lo contrario los negocios serán multados.
Recordó que durante el Buen Fin solo se registraron dos quejas en la entidad. Una de ellas fue en el municipio de Carmen, con una caja de licor, cuyo precio era superior a los 9 mil pesos, pero el precio al público señalaba únicamente 99 pesos. En ese caso la empresa ya reconoció su responsabilidad, se llegó a una conciliación y se entregó el producto.
Sin embargo, aún queda pendiente la segunda denuncia. En esta ocasión fue en San Francisco de Campeche y el producto fue una motocicleta cuyo precio en oferta iba a ser de 33 mil pesos, pero se promocionó en 33 pesos. Pese a ello, aseguró que es necesario cumplirle al consumidor.
Agregó que el próximo fin de semana se realizará una reunión con los proveedores de los artículos que fueron motivo de queja durante esta estrategia comercial.
“En caso de que haya algún problema y la empresa no quiera entregar el producto, la multa sería de 75 mil pesos. Entonces vamos a ver cómo nos vamos a manejar, pues muchas veces es mejor pagar los 30 mil que costaba el artículo que el monto total de la multa en una primera instancia”, añadió.
Insistió en que si una compañía estipula un precio, éste debe ser respetado independientemente del monto del producto, ya que esto forma parte de las reformas a la Ley Federal de Protección al Consumidor.
Por ello, el sábado 2 de diciembre se podrá dar a conocer la situación de la queja.
Dijo que tanto en Campeche como a nivel nacional, la Profeco tiene la meta de ser el campeón de la conciliación y no el campeón de las multas.
“Es muy probable que se lleve a un arreglo positivo, porque si no se da el producto vendría una primera multa de 75 mil pesos, después una segunda de 150 mil pesos e incluso de seguir la negativa, podría ascender a un millón de pesos”, finalizó.