Empresarios enfrentan nuevos retos en primer semestre del año

34

David Gutiérrez Castro

Entrevista
Anabel Martínez Torres

A pesar de las complicaciones que imperaron a nivel nacional derivado del panorama económico del 2018, la delegación Campeche de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) cumplió con su más grande reto: evitar el cierre de micro, pequeñas y medianas empresas adheridas a la cámara como resultado de los esfuerzos que realizaron para afrontar las alzas en el combustible y otros energéticos.
Los 150 socios de la Canacintra que lidera David Gutiérrez Castro vislumbran un 2019 de incertidumbre por lo menos en el primer semestre, debido al aumento del 16 por ciento al salario mínimo y el incremento a las tarifas comerciales e industriales en un 0.41 por ciento. Ante ello, tocará reforzar las estrategias y dar paso a las nuevas propuestas federales para incentivar a la iniciativa privada.

¿Cómo cerró Canacintra el año pasado?
El 2018 fue muy complejo de principio a fin. Por ser año electoral muchos proyectos se pospusieron y otros más no se pudieron concretar, lo que generó muchas pérdidas económicas; a eso hay que sumarle el incremento a las tarifas eléctricas y combustibles.
Por si fuera poco el cambio de gobierno a nivel federal y local solo ha causado más incertidumbre para el sector industrial y empresarial.

¿Cuáles fueron los principales retos a vencer?
Conservar la planta laboral y mantener los ingresos pese a los diversos aumentos en impuestos y energéticos. Sobrevivir a la crisis fue algo que hicimos bien gracias a que reducimos los costos de operación al mínimo para evitar los despidos, que es nuestro principal propósito como empresarios.
Recordemos que hubo muchas obras de infraestructura en arterias principales de la ciudad y eso complicó la operatividad de las empresas, no obstante es importante destacar que en todo momento se contó con el apoyo del Gobierno del Estado para afrontar los cierres o plantear una reubicación, lo cual ayudó a sobrellevar el año pasado y así, no tenemos reporte de compañías dadas de baja.

Sobre los logros, ¿qué avances se tuvieron?
Hubo un repunte en el interés de las empresas campechanas por pertenecer a la Canacintra debido a la consolidación de la tienda “Soy Campechano Express”, que después de muchos meses de planeación abrió sus puertas en abril pasado con 400 productos y cerramos el 2018 con más de 500 artículos.
El padrón de socios aumentó de 120 a 140 socios en la capital campechana y otros más distribuidos en los municipios que decidieron adherirse para comercializar sus productos 100 por ciento campechanos en nuestra tienda.
Con estos esfuerzos nos hemos consolidado como un ejemplo a nivel nacional al proyectar la primera tienda con productos finales realizados por una cámara y que tiene el plus de ser en su totalidad de la región.
Cubrimos nuestros esquemas de capacitación a nuestros socios con la programación de dos jornadas mensuales, principalmente en temas de actualización del Servicio de Administración Tributaria (SAT) y optimización de estrategias de ventas.

En cuanto a la tienda, se habló este año de expansión, ¿sigue en pie la propuesta?
Por supuesto, pero queremos planear bien lo que será nuestra primera sucursal para no arriesgar nuestro proyecto. Por el momento estamos en la curva de aprendizaje, conociendo los productos y cómo comercializarlos; una vez que dominemos la operación y la mercadotecnia de la tienda, destinaremos nuestros esfuerzos a una sucursal.
Todavía no determinamos si lo más viable sería establecerla en una colonia o un barrio tradicional, o quizás una zona turística. Recordemos que los trabajos del proyecto del Tren Maya también van a iniciar y nuestra expansión podría estar encaminada hacia la ruta.

¿Cuáles son las perspectivas de la Canacintra para 2019?
Confiamos en la visión del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, creo que sí tiene interés en que se desarrolle la zona peninsular y con el trabajo conjunto del gobernador Alejandro Moreno Cárdenas, vendrán buenas noticias para la Península de Yucatán, y Campeche no será la excepción.
El principal reto a vencer este año es la incertidumbre que se ha generado a partir de las elecciones, pues un día la Federación sale con una declaración y al siguiente día se retracta o la cambian. Eso provoca que el empresario se mantenga cauteloso de sus inversiones, nadie quiere arriesgar su patrimonio si no se está seguro del entorno político y económico.
Por ello, el gran desafío será mantener las empresas hasta que se demuestre una economía estable.

¿Qué pasará con esta demanda del empresariado para regular las tarifas eléctricas?
Seguiremos en la lucha, no vamos a quitar el dedo del reglón porque es un tema que nos lesiona enormemente y no solo a las empresas sino a todos. Son costos desmedidos que se reflejan en el producto final y tal parece que estas están pensadas para las medianas y grandes compañías, no para los micro y pequeños empresarios que a diario buscamos salir adelante.
Operamos con el margen mínimo de utilidad y aguantamos en la medida de lo posible, pero esperamos que pronto se compongan las cosas porque de seguir así lo único que se propiciará es el aumento de precios para mantener a flote las empresas, ya es mucho el castigo que se tiene en costos de operación, pero esperemos que pronto entiendan que a mayor empleo más bienestar.

En 2018

Mantienen
Se logra conservar la planta laboral y los ingresos a pesar de los diversos aumentos en impuestos y energéticos; se redujeron los costos de operación al mínimo para evitar los despidos.

Dificultades
Las obras de infraestructura en arterias principales de la ciudad capital complicaron la operatividad de las compañías, pero se contó con el apoyo del Gobierno del Estado.

Modelo
La Canacintra se consolidó como un ejemplo a nivel nacional al proyectar la primera tienda con productos finales realizados por una cámara y que tiene el plus de ser en su totalidad de la región.